2019: nuevo (¿y definitivo?) récord de galas

Parece mentira, pero así es. Desde el 2014, en el que superé el nº de galas de 1989 (hice 77 frente a los 73 de entonces), cada año parece una espiral en el a ver quién puede más; fueron 84 en el 2015 y 2016, 87 en en 2017, 96 en 2018 y si nada cambia este año me quedo con 99 como previsión más pesimista, por lo que este nuevo récord parece garantizado. ¿Qué quiere decir esto?

1-Que hay vida en la música para los veteranos siempre que mantengan el tipo en directo.

2-Que aquello que dicen cierta gente del gremio de que no conviene quemar plazas no funciona en mi caso en absoluto. Creo que mientras puedas ofrecer cosas distintas cada vez no pasa nada por repetir ciudades.

3-Que no existe relación absoluta entre el número de «likes», visualizaciones, etc., con lo solicitado que puedas estar en directo. Conozco a varios artistas con más de un millón de reproducciones de un video en YouTube, por ejemplo, que darían un brazo por tener la mitad de conciertos que yo.

4-Que Diagonal Producciones, responsable del 60% de mi contratación aproximadamente, hace un buen trabajo de «buscabolos», sin duda. Y se mueven como nadie en el circuito de bandas surgidas en los años 80.

5-Que yo mismo tengo talento natural para inventarme cosas. Sin mánager alguno he podido sacar este año más de 40 galas.

Pero… no puedo seguir a este ritmo. Este año he estado casi un mes con molestias físicas de una lesión en el sóleo mal curada. Para mí los conciertos, seamos claros, siempre suponen alcohol, tabaco y más cosas. Está siendo un año de muchísima furgoneta y desplazamientos muy largos. Y sobre todo, deseo estar más en casa porque quiero seguir componiendo canciones, algo que me resulta complicadísimo en carretera. Y porque deseo estar más con mi familia.

Aún así, digo estas palabras desde la felicidad más absoluta. ¡Quién me iba a decir que iba a estar así de solicitado a los 55! Y ya puestos, me encantaría, parece bastante probable, llegar este año a la cifra mágica de 100 conciertos. ¿No sería maravilloso que coincidiese con el concierto del 15 de diciembre en el Teatro Cervantes? No veo mejor colofón a un año excepcional del que todavía queda bastante.

 

P.D.: Esto ya va para mi estadística: este año son 44 actuaciones con Danza Invisible, 27 con mi banda (incluyo aquí las tres del Festival Costa del Soul y una que publicaré en breve), 13 con la banda de Rock & Roll Star, 8 acústicos variados (incluyo los dos de «Sin Aliento») y 7 eventos ochenteros con banda base.

Share on facebook
Share on twitter