Concierto sorpresa en el Metro

Los usuarios del suburbano malagueño asisten atónitos a la actuación de uno de sus cantantes más reconocidos  

Foto: Metro de Málaga

Monumental sorpresa la que se llevaron los pasajeros del suburbano malagueño al encontrarse en pleno concierto de uno de sus paisanos más populares.

Javier Ojeda puso a medio país a corear su Sabor de Amor durante los ochenta. Tanto es así, que esa canción ha conseguido permanecer en el ideario colectivo de forma muy viva, siendo utilizada, incluso-con mayor o menor fortuna- por algunos políticos.

Tres décadas después, el cantante de Danza Invisible sigue siendo capaz de poner a todo el mundo a corear sus letras, y más en un lugar tan inesperado como la céntrica estación de El Perchel donde, rápidamente, fue rodeado por un nutrido grupo de fans que presenciaron la escena atónitos.

(Publicado en elplural.com).

Share on facebook
Share on twitter