Estrellas y fervores

Ha sido este un fin de semana de actividades benéficas. Lo primero una mini-actuación en la gala de la Fundación Lágrimas y Favores que preside Antonio Banderas. Así refleja Lorena Codés de Diario Sur como fue la velada:

«Antonio Banderas regresa fiel a su cita con la solidaridad en la gala anual de la Fundación Lágrimas y Favores

Como el anuncio de la Resurreción de Jesús para los cristianos, esperan cada año los malagueños que su paisano más universal, Antonio Banderas, vuelva a hacer el milagro de los panes y los peces y convierta una gala de estrellas y allegados en oportunidades para los más desfavorecidos. En becas para estudiar en el extranjero, en cuidados paliativos frente al cáncer o en una cesta de la compra para las familias que no saben ni lo que es una Estrella Michelín ni lo que es cenar todos los días. Y es que si hay algo que reconocer a la estrella del cine es el fervor y compromiso continuo hacia su tierra (…)

En el capítulo de autoridades, estuvieron presentes el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y el alcalde de Marbella, José Bernal, entre otros. Una espectacular Judith Mascó fue la encargada de conducir el acto, en el que además de realizar la correspondiente entrega de fondos hubo tiempo para la música de la mano de Javier Ojeda y la agrupación tributo a ABBA ABBAtastic. «

Mucho menos glamouroso pero bastante más emotivo fue mi nombramiento como «Embajador malagueño de la Hora del Planeta», un sencillo acto promovido por la Asociación WWF en el que leí un manifiesto de preservación del medio ambiente y lucha por el cambio climático. Después de un disco tan ecologista como «Barrio La Paz Actos 2 & 3» no podía ser menos. Orgullo profundo de ser llamado para causas de este tipo y que la gente me conozca como un tipo comprometido y solidario, claro que sí.

En el mismo día de ayer posteriormente me dirigí a la Caseta de La Juventud de Torremolinos para visitar a mis amigos de Tennessee (con el gran Ezequiel Navas a la batería, también presente en «Barrio La Paz») y los murcianos de Antonio Cassinello Trío y no paraba de recibir felicitaciones de la gente por el concierto que di con Danza Invisible el año pasado, y sobre todo por haberme atrevido allí a levantar la voz contra lo que estaba ocurriendo en el municipio. Y es que a veces el silencio es también culpable.

 

Arriba, Antonio Banderas y Nicole Kempel, junto a algunos de los cocineros que elaboraron el menú.

En el medio, Ángeles Bernal, Paloma Martínez, José Oneto, Paloma Jiménez, Raquel Bernal y Carolina España. Abajo, Javier Ojeda con el prototipo de un nuevo coche ecológico que funciona con energía solar.

Share on facebook
Share on twitter