Fin de grabación «tropical»

Todo un privilegio poder asistir de nuevo a una de las sesiones de grabación del poliédrico Javier Ojeda, intrigado como andaba por sus nuevas experiencias en el mundo del, digamos, «latín-soul-jazz-andaluz», toma etiquetita. Y la verdad es que la experiencia no ha podido ser más placentera, desde luego que este hombre no ha perdido la capacidad de sorprender e innovar. Para esta sesión de fin de grabación de voces tenía orquestada una pequeña reunión de amigos en el estudio Moby Dick de Daniel Pineda (al que todo el mundo llama «Yordani» por motivos que no me han quedado muy claros) para acompañar en vivo la grabación de «Vengo tropical», presumible primer single de «Barrio de La Paz», su próximo álbum.

El vocalista y sus dos acompañantes a los coros, Nando Hidalgo y Yohany Suárez, se situaron en disposición triangular mientras eran rodeados en la cabina por un grupito de amigos en el que halagado pude incluirme. Mientras íbamos escuchando la música íbamos siguiendo las indicaciones de Javier acerca de cuando debíamos bajar el tono o elevarlo según los movimientos de sus manos, a modo de «director de fuerga (sic)», con el fin de proporcionar auténtico ambiente de taberna a la grabación. Por cierto, soberbia: los entrelazados de piano y tres entre Pancho Amat y su hijo Daniel son para chuparse los dedos, por no hablar del resto de instrumentos, ¡vaya cha-cha-cha!

Antes de despedirme pregunto a nuestro querido JO acerca de este extraño método ¿no es acaso más fácil grabar la voz convencionalmente y añadir pistas de ruido de ambiente? La respuesta me deja desarmado: «Sí, pero todo en este disco es verdad y yo quiero que en esta interpretación tengamos ese cachito de nuestras almas, cantando todos a la vez acompañados de amigos pasándoselo bien. Añadir ruido de ambiente es como invitar a tu fiesta de cumpleaños a un vecino al que no conoces de nada.» Aprovecho para decirle que la letra es divertidísima, en mi opinión una inteligentísima forma de denuncia desde la sonrisa, ¿hay algún mensaje subliminal en aquello de «Vengo tropical»? «Bueno, la expresión me sirve para presentar el proyecto con los Hispano-Cubans, claro está, pero en en el argot de músicos cuando alguien ‘viene tropical’ es que está bastante colocado. Ya sabes, aquello de beber para olvidar.»

Brindemos por el casi, casi final de grabación (aún quedan algunas guitarras y detalles por registrarse) de este audaz «Barrio de La Paz», soplo de aire fresco y desde ya uno de los hitos en la carrera musical de este inabarcable malagueño. Y si no me creen prepárense, que esto es ya inminente.

 

(Reportaje de Francisco Martos para www.javierojeda.com)

Share on facebook
Share on twitter