Javier Ojeda cierra una fría Noche en Blanco en Antequera

El concierto en acústico de Javier Ojeda cerró la Noche en Blanco en Antequera, en una actuación que alargó hasta casi dos horas en el Patio del Ayuntamiento, en la madrugada del sábado 20 al domingo 21 de abril.

La Noche en Blanco en Antequera, Noches Creativas «E o no é» organizadas por la Diputación de Málaga y llegada a Antequera a través del Área de Juventud, comenzaba pronto en nuestra ciudad, sobre las 19 horas de la tarde, donde el Mercado Craftsmafue la actividad que contó con más afluencia de gente en la calle Lucena. Por allí pasaron también los Tunos que estuvieron animando la tarde a los comercios, pocos, que se animaron a abrir sus puertas.

El Taller de Encuadernación en el Archivo Histórico contó con veinte personas que aprendieron los entresijos de coser y crear sus propios libros a lo largo de la tarde. ElMural del Arte en el Coso Viejo, se convirtió en un lugar de improvisación, mensajes y diversión para los más jóvenes. Y las visitas Nocturnas al Museo, gratuitas, fueron más que destacadas, ya que más de trescientas personas desde las 19 horas, pasaron por el mismo.

La Plaza Castilla fue otro de los puntos de atención con los Talleres de demostración de Ciencias de Principia, al inicio de la tarde contó con numerosos adolescentes que se quisieron conocer los misterios de la ciencia. Allí, a partir de las 21 horas, demostración de los alumnos de la Escuela Municipal de Música y del Taller de Funky de la Casa de la Juventud. Precisamente en este lugar, hubo Observaciones Astronómicas a cargo de la Sociedad Malagueña de Astronomía, que además causó sensación con un fragmento de meteorito que se podía observar y tocar, un lujo.

La música en directo se encontró en varios puntos, siendo la Alameda de Andalucía un referente con la actuación de The Lame Tones. También hubo de Gatos Negros en Santiesteban 18 y La Herencia de Tesla en Pub Le Bistrot.

Y de allí, a la medianoche Javier Ojeda se volvía a reencontrar con sus seguidores antequeranos, que nunca faltan a la cita cada vez que pasa por nuestra tierra. Concierto acústico donde se centró en interpretar temas de Danza Invisible, pero en las versiones que más se asemejan a la forma en que esas canciones nacieron. La cita estuvo acompañada por la proyección en las paredes del Patio del Ayuntamiento con fotografías en 3D de Antequera.

En definitiva, iniciativa de esta Noche en Blanco, que está bien, que hay que seguir puliendo y dando más iniciativa y color a más actividades, ya que estuvo un poco fría y pasó desapercibida para muchos. El público, estuvo flojo en la mayoría de los casos, aunque todas las actividades contaron con asistencia. Las visitas al Museo y el Mercado, coparon la mayor parte de la atención.

(Reportaje de Lorena Sánchez para El Sol de Antequera).

Share on facebook
Share on twitter