Javier Ojeda de Danza Invisible cosechó un nuevo éxito en el Museo del Vino de Pagos del Rey

En la noche de ayer, el cantante malagueño Javier Ojeda (Danza Invisible) presentó uno de sus proyectos más personales en la Sala de Barricas de Pagos del Rey, acompañado de la banda El Trío del Saco.

«Las canciones del vino», ese fue el sugerente título escogido para brindar a sus incondicionales un espectáculo con el que se repasó un repertorio, nacional e internacional, plagado de temas de los más diversos géneros –rock, blues, vodevil y hasta rancheras– que tuvo como nexo de unión el vino. Todas las canciones estuvieron relacionadas con el vino y la esencia mágica que lo rodea; grandes canciones, exquisitamente elegidas, que fueron acompañadas, en una velada inolvidable, con algunos de los mejores vinos de la bodega.


Javier Ojeda ha rastreado en los últimos años, miles de repertorios de artistas de toda condición y estilo, buscando recopilar una sensacional carta formada por 18 tragos musicales. «Es un espectáculo bonito, que encierra un componente cultural muy amplio, pues se va narrando la forma en que surgió cada tema y la vinculación que guarda con cada tipo de vino».


De este modo, el Museo del Vino de Pagos del Rey ponía fin a su segundo ciclo «Crianzas escénicas», un proyecto pensado para desarrollarse en el ambiente exclusivo de la Sala de Barricas de la bodega, en el que las artes escénicas conviven con el vino, que se degusta mientras tienen lugar los espectáculos. Teatro, magia, danza y música han sido las disciplinas culturales elegidas durante este otoño para generar una experiencia única para los participantes con la sinestesia emocional que provoca la cultura y la cata. 

(Rafael Lorenzo para Zamora News).

Share on facebook
Share on twitter