Javier Ojeda: «El declive de la fama te da libertad»

Cuando hablamos de Javier Ojeda a algunos se les viene a la mente una vieja gloria adicta a los labios con sabor frutal. Lejos de la realidad, este artista malagueño ha aprovechado su distancia de la euforia de la fama para disfrutar de lo que realmente ama: la música.

Y la música le corresponde, eso seguro, ya que le ha permitido inventar la ‘Mambópera’ un cóctel combinado por el mambo y la ópera. Aunque suene rocambolesco, su Málaga natal lo acogió con cariño y agrado, un aire fresco entre tanto comercialismo musical. Es así como ha nacido el disco ‘Barrio de La Paz Acto 1’, una oda a la libertad del veterano que disfruta de lo que hace.

“La idea era juntar letras muy bonitas para alegrar la vida a la gente. Son canciones que comparten un nexo entre ellas, homenajean cosas sencillas y las hemos unido como un musical”, explica Ojeda mientras cruza la comunidad andaluza con la idea de mostrar a su tierra que otra música es posible. Y es que ‘Barrio de la Paz’ no es un disco al uso, para demostrarlo, su autor lo presentó en el Teatro Echegaray de Málaga a lo largo de seis noches consecutivas bajo el formato ‘Mambópera’ una especie de musical que consiguió aglutinar a 1.200 personas.

“No me gusta usar la palabra musical aunque al uso lo sea, lo catalogué como Mambópera porque musical da un aire antiguo y es todo lo contrario, y la verdad es que ha funcionado muy bien”.

Crear y ser el dueño de tus proyectos al cien por cien, arriesgarte y probar las mieles de la libertad absoluta es lo que le ha traído a Javier Ojeda la veteranía y el inevitable declive de una fama que obtuvo gracias al grupo ‘Danza Invisible’. “La ventaja de ser el dueño de tu propia carrera es que hace diez años no podría haber hecho lo que estoy haciendo hoy. Antes tenía un manager y un contrato de exclusividad. Como es normal he tenido un declive comercial pero me encuentro en una posición muy cómoda desde que no tengo compañía, soy mucho más libre”.

Sobre su íntima relación con el teatro, Javier lamenta no haber comenzado su idilio hace tiempo, el miedo al compromiso y a lo desconocido nos hace cobardes y es la madurez la que proporciona la estabilidad y valentía para lanzarte a lo desconocido. Es por ello que su nuevo disco se promocionó en Madrid el pasado 22 de mayo también en el teatro.

El nexo de palabras hermosas se encuentra bien condimentado con los sones latinos de los Hispano-Cubans. La música española y la latinoamericana no se halla la una sin la otra, al fin y al cabo, los vecinos latinoamericanos son, para bien o para mal, una huella de Castilla. “Mis gustos por los sones cubanos no me vienen de ningún lado concreto, mi hermano es fan de la música latina pero estoy seguro que esta relación no es una moda temporal. Todos hemos escuchado a Machín, Pelé adaptó sus canciones, María Dolores Pradera, etc”, afirma Ojeda.

El cantante es un usuario activo en las redes sociales, de las cuales dice que las gestiona personalmente en un “95 por ciento”. El contacto con los seguidores es muy valorado por Ojeda que premia a sus fans en RRSS compartiendo con ellos piezas inéditas. “No entiendo la narración de la vida en una red social, no es todo válido en este tipo de mundo pero valoro su parte positiva sin caer en excesos”.

Como es inevitable, la mención del 21% del IVA surge y la correspondiente indignación también. “Es una venganza al gremio, te venden que así salvas el país pero está claro que no ha sido así”, arremete duramente, pero Wert ya está acostumbrado.

Concretamente, el gremio de la música atraviesa otra crisis particular sin admitir que para seguir hacia delante hay que evolucionar. Javier Ojeda sí se percató de esto y para luchar contra esta situación este malagueño se acoge a las nuevas fórmulas admitiendo que se encuentra “en una situación privilegiada” ya que considera que Málaga sigue apostando por la cultura llenando los teatros.

De buen seguro, Javier Ojeda llegará a la casa de muchos por las distintas plataformas sobre todo desde el pasado jueves, colmando de buenos deseos y positividad un ambiente demasiado viciado por la realidad del día a día.

 

(Reportaje de Candela Vázquez para www.SevillaActualidad.com).

Share on facebook
Share on twitter