¡JO!

Mayo, ¡pero qué mes más loco y fascinante! Ha habido de todo, subidas, bajadas, altos, bajos, sorpresas agradables, cancelaciones, aplazamientos, elecciones, manifestaciones, Champions League, Giro de Italia…. Glups, yo quería empezar algo como así:

-«Oye, Javier, ¿todavía llevas en el repertorio esos temas de pop español de los 80 de la época del Tercer Mundo?» Pues la verdad es que no, aunque hace un par de meses los hice en acústico en la sesión esta de Musicofonías. «Pues mira, resulta que los del PSOE organizan todos los años la llamada Fiesta de la Rosa, un evento que hacen en la Plaza del 2 de Mayo de Madrid y están interesados en ti, porque este año hacen un homenaje a Tierno Galván y…» Bueno, pero el resto puede ser mi repertorio actual, ¿no? «Claro, hombre. Tú actúas a las 12 de la mañana, terminas y les dejas a ellos con su mitín». Pos vale. No me hace nada de gracia tocar para partidos políticos, pero es una buena oportunidad para seguir rodando a la banda, salimos de Málaga y además tampoco tengo que hacerme ninguna fotito con los políticos y demás. Y, ejem, nos viene bien la guita, ¿qué passa?

El sábado 7 regreso al Foro pero esta vez con los Danza, para tocar en la Pradera de San Isidro. Qué día más raro, hacía frío, la cosa no estaba que se diga muy bien anunciada… en fin, que había mucha menos gente de la que esperábamos, pero ¡vaya si hicimos buen concierto! Oye, resulta que a lo mejor en el post que hice el mes pasado di la impresión de estar un poco depre, y nada más lejos de mi intención. Cualquiera que nos vea se dará cuenta ipso facto de que estos cuatro majaras se siguen queriendo como hermanos, ahí estamos todos dispuestos a arrimar el hombro por los otros en estos tiempos tan difíciles. Y con espíritu positivo, aunque las galas de Málaga (esta de pago y privada, ¿para qué se gastan esa pasta si apenas interesamos a unos cuantos?) y de Murcia (a taquilla) tampoco estuviesen muy boyantes de público. Ay, y la de Elche la tuvimos que suspender, qué floja iba la venta anticipada. Que la gente no tiene un duro es un hecho, macho.

Salto al paso de una información errónea que circula por ahí, NO vamos a celebrar ningún concierto de 30ª Aniversario este mes de septiembre, aunque probablemente sí para febrero o marzo del año que viene -30 años y seis meses, ¿qué más da?-, también es muy dudoso que grabemos disco en directo, aunque puede que sí un DVD conmemorativo. Estamos buscando cuál es el mejor lugar donde hacerlo: ¿dos noches en el Cervantes, una en la París 15? Todavía no hay nada decidido, la verdad, lo que sí me gustaría mucho es hacer alguna fiestecita que conmemore el momento exacto de la fundación del grupo, en septiembre de 1981.

Esperpento es un término que inventó el genial Ramón María del Valle-Inclán para referirse a la sociedad española, no podía estar más acertado a tenor de cómo se han desarrollado las últimas elecciones. No lo digo por el triunfo (previsible) del PP ni por el batacazo (justificado) del PSOE, sino por la constatación de que a la peña no le importa votar a tipos sobre los que recaen sospechas de todo tipo (Camps, p.ej.), a señores muy de derechas resentidos con sus excompañeros (Cascos) o a partidos de nuevo cuño con amistades peligrosas (Bildu). Aaagh!!! Uno no puede dejar de simpatizar con los del 15-M, sobre todo por lo de las listas abiertas y la reforma de la ley electoral, aunque la última vez que pasé por la Plaza de la Constitución la cosa estaba ya muy decadente y perrofláutica.

Mis conciertos del día 13 y 14 también fueron de altos y bajos. Tras el batacazo de Las Lagunas, con apenas unas 70 personas en un teatro con capacidad para 500, llegó el subidón de Ollerías, en el mejor concierto que llevamos hecho este año. ¿Quién dijo que no importaba la cantidad de público? ¡Claro que importa, cohone! Ni tú ni la audiencia reacciona igual cuando se está más arropado. Al menos el día de Mijas sirvió para grabar el clip de «Mama», con Javier Ojeda Jr. de actor invitado, y registrar las tomas que faltaban para el DVD de «Reversos». Ooooh, tremendo lo de los AndThe, ese colectivo informe que me acompaña de vez en cuando formado por artistas, fotógrafos, arquitectos, niños y dementes varios. Les pedí algo distinto para Ollerías y montaron un homenaje «al otro de Wham», responsable de «uno de los peores discos de la historia» según no sé qué página de internet, aparte de esforzarse en conseguir que el espacio escénico de Roberto Cantero se aproximase peligrosamente al camarote de los Marx. No hay que darle muchas más vueltas, ¡queremos divertirnos! Ya está bien de mensajitos profundos y polladas, hombre. Eso mismo conseguimos a los pocos días en la sala Fórum Plaza de Granada, donde entraron más de 300 personas abonando religiosamente la entrada. Alucinante, hace dos meses estuve en Granada con Danza, iba sustituyendo a Coque Malla y…. lleno, no hay quien entienda este negocio.

Primero iba a sacer el disco como «Tía Lucía»: con el sello de mi mánager y distribuidora (PIAS). Luego decido hacerlo con compañía propia + distribuidora. Quiebra PIAS y me planteo la opción de que Warner me licencia, es decir, se ocupan de todos los trámites de la edición de tu disco pero a cambio se llevan… el 80% de las ventas, y aparte te tienes que pagar tú la promoción, video-clips, portadas, grabación y demás. Qué guapo, tío. Más tarde me llevo el alegrón de que la editorial BMG Rights flipa con el disco y se disponen a lanzármelo como discográfica, aunque finalmente reparamos todos en que seguramente a mí no me hace falta discográfica alguna, así que hemos llegado a un acuerdo de algo así como co-edición. Por tanto, ha nacido ¡JO!, mi sello discográfico con el que sacaré mis cosas, siempre dentro de lo que me permita la realidad del mercado. Con lo que se vende últimamente palmaré pasta pero bueno, ya lo tengo asumido. ¿Sabíais con cuantos discos liquidados en una semana se entra ahora en los 100 más vendidos? Unos 70, datos recientes. Qué guapo está el mundo de la música, tío (otra vez).

El 29 de mayo fue mi cumple. Como cada año, hago propósito de enmienda y comienzo con nuevas energías, ordenando un poco mi vida y despertándome todos los días a las 7 y media para hacer de todo. Hoy he cogido la bici y me he ido a Cártama, 30 km ida y vuelta en unos 68 minutos. Mmmm, no está mal, la mala vida no me está pasando tanta factura. Y estoy con ganas, ¡jo! Hasta pronto.

Share on facebook
Share on twitter