Las libretas de JO: 3) El pre-«Reversos»

Creo que la historia se narró en alguna ocasión, a mediados del 2010 aproximadamente me encontré casualmente cerca del CAC Málaga a Miguel Gallego, gerente de los teatros Cervantes y Echegaray, y me propuso plantearle un proyecto musical para este último teatro. Inmediatamente mi cabeza comenzó a bullir y el resto es historia, el disco se publicó al año siguiente y es trabajo del que hoy en día me siento más que satisfecho. Pero lo que no conté entonces es que la idea de hacer un disco combinando versiones ajenas con versiones de uno mismo ya se me había pasado por la cabeza mucho antes, en concreto en el lejano año de 1995.

El dar una segunda oportunidad en estudio a una canción no es un invento mío ni mucho menos (pensemos sin ir más lejos en James Brown), pero sí que es poco habitual. Dado lo maniático que soy, imagino que el proyecto de disco apuntado en mi vieja libreta obedecía a la necesidad de ubicar «correctamente» algunas canciones que aparecieron en el primer LP de Danza pero que ya habían sido grabadas anteriormente en el maxi de «Mis ojos hacia ti». ¿No estaría curioso volver a grabar alguna otra canción mía con un toque más personal y mezclarlas con versiones ajenas, a modo de disco de retales? Este proyecto de álbum solista por supuesto no se llevó a cabo -ese año grabamos el «Por ahora» de Danza Invisible- pero sí que se culminó de manera extraña con el paso de los años.

La lista de canciones es bastante reveladora. Junto a «Sueños de intimidad», «Mis ojos hacia ti», «Espíritu irreal» y «Gente especial», grabadas en 1983, aparece «El brillo de una canción», seguramente porque ya entonces el registro original me quedaba muy alto y deseaba volver a hacerla un poco más pausada y más grave (lo llevé a cabo en 2012 en el «Treinta tacos» de Danza). Pero copiemos lo que pone en la vieja libreta:

PROYECTO DISCO DE RETALES (solitario incluyendo algún tema con Danza)

  1. Versión de «Just the two of us» de Grover Washington Jr.
  2. Regrabar «El brillo de una canción» con otros músicos.
  3. Mis ojos hacia ti
  4. «Amante a la antigua» de Roberto Carlos al estilo The Kinks («Sunny afternoon», ese rollo).
  5. Gente especial
  6. «Teardrops» de Womack & Womack en castellano con toque salsa.
  7. Sueños de intimidad
  8. «Mama he treats your daughter mean» de Ruth Brown a lo bruto, tipo el «Come to poppa» de Bob Seger.
  9. «Por tu ausencia» de Manzanita solo con batucada y voces, con muy poca instrumentación.
  10. Espíritu irreal
  11. Versión de tema español de los 80 chocante, nada que ver con La Movida.
  12. Grabar tema extra para cara B de single: «Lost & found» de The Kinks o «Head on» de The Jesus & Mary Chain (según la cara A sea  más lenta o más rápida).

Flipante, ¿verdad? El encontrarme esta libreta el año pasado me hizo pensar que la música está predeterminada en el músico, no recordaba que todas estas ideas se me habían pasado por la mente en 1995. Por ejemplo: siempre me ha encantado «Just the two of us» («Solo tú y yo»), del disco «Winelight» que tenía mi hermana Carmen, pero cuando la grabamos allá por el 2009-2010 no sabía que ya había deseado versionarla antes. La de Manzanita sí, tú ves, y de hecho la grabamos en 1998 para «En equilibrio» prácticamente con la intención apuntada. Ya supe ver también entonces que en «Amante a la antigua» de Roberto Carlos había una preciosa canción de corte beatleano, y recordaba haber deseado hacer «Mama» desde mucho antes, pero no que la idea del arreglo estuviese tan definida. El «Teardrops» en latin sí era una vieja aspiración que pude culminar al encontrar a los músicos adecuados. Y digamos que la idea nº 11 se cumplió sin yo saberlo cuando participé en el disco de tributo a Miguel Ríos con «Mientras que el cuerpo aguante».

Lo único que no se pudo cumplir de estos viejos apuntes fue el punto 12, claro está. Pero esos temas figuraban en una lista que mandé a las editoriales con el fin de obtener permisos de adaptación muchos años ha, permisos que en el caso de estas canciones fueron denegados. Digamos que los voy a sustituir un tanto burdamente con el «Love is the drug» de Roxy Music, hala.

He ordenado estas canciones de la manera que me ha parecido más coherente y aquí os las ofrezco en una lista de reproducción de YouTube. Estoy seguro que en lo aquí mostrado -y grabado y publicado en una franja temporal de ¡31 años!- hay más de un acierto. Tómenlo como divertimento o como extraña recopilación. O simplemente como una colección de buenas canciones. Aquí la tienen ustedes con solo pinchar aquí: https://www.youtube.com/playlist?list=PL0-8PbMrfY9TukA43r0N7cw7TCsquGLjA

Share on facebook
Share on twitter