Nuevas experiencias

Pues no me he aburrido nada el mes de marzo, al contrario, me he estresado un poquito y todo. A veces parece que uno no está y sin embargo no paran de suceder cosas. Lo que es actuación-actuación en sí sólo hice el acústico de Campillos que no estuvo mal, aunque hemos tenido días mejores. Pero cuando hago referencia a lo de «nuevas experiencias» me refiero, por ejemplo, al papel de cicerone-o-algo-así que tuve en el proyecto Málaga Frita. Expuse al público algunos delos descubrimientos que he realizado al preparar el libro sobre la historia del pop malagueño (p.ej. la primera grabación de rock o el primer grupo en tener éxito) y recordé los tiempos del nacimiento del punk y la nueva ola en mi ciudad. Lo mejor que tiene esta especie de plataforma promovida por Héctor Márquez es que TODOS los grupos tienen un nivel estupendo y no pertenecen a una onda en concreto. Los hay veinteañeros y cuarentones. Caradefuego, Santos de Goma, Gastmans, Thalia B. y The FileTones representan parte de la mejor música que tenemos que mostrar y es la demostración palpable de que no es la música lo que está en crisis, sino la industria del disco. Y, ay, me temo que también las radios y otras plataformas de difusión.

 

Sin embargo, lo más sorprendente ha sido cantar con Ángel Corpa, ex-componente de Jarcha. Fueron tres temas a duo en un acto benéfico que pensaba que iban a resultar una frikada. Para mi sorpresa disfruté enormemente y -prejuicios fuera-, aunque me horrorizaba la idea de entonar «Libertad sin ira» acabé entonándola convencidísimo, especialmente cuando Ángel me contó las circunstancias que redearon su lanzamiento. El valor de los que ahora llamamos despectivamente «progres» sirvió para allanarnos el camino a los demás. Lección aprendida, amigo. La fiesta continuó con unos temas improvisados en el Restaurante el Panadero…esto sí es casi una experiencia religiosa.

 

Lo último ha sido la fenomenal idea que han tenido los del Z.Z.Pub en Málaga para celebrar su cumpleaños: contaron conmigo como DJ y cantante ocasional, acompañando a la banda Manitú. Una noche de soul cantado y bailado que me dejó un GRAN sabor de boca.

 

Y ya he grabado 7 temas de lo nuevo de Danza. Mañan vamos con los coros. Ah, hoy han anunciado ya en la tele la casi inmediata salida del Tributo a Miguel Ríos, donde intervengo con una versión de «Mientras que el cuerpo aguante». En breve la cuelgo en el MySpace.

Share on facebook
Share on twitter