Zenet: «Le tengo mucho respeto a la palabra música, subirme a un escenario supone compartir lo más sagrado»

  • El cantante trae este domingo al Teatro Cervantes su disco de duetos ‘Zenetianos’, concebido en plena pandemia 
  • Javier Ojeda, Dry Martina, Suzette y Deni Peña lo acompañarán sobre el escenario

Foto: El cantante Zenet en una de las fotos promocionales de su disco ‘Zenetianos’ 

Inquieto y explorador por naturaleza, Toni Zenet (Málaga, 1967) tuvo claro desde el primer día de confinamiento que no se iba a quedar parado. Después de sumergirse de lleno en el bolero con La Guapería, tocaba levantar otro proyecto que hacía tiempo le rondaba por la cabeza, un disco de duetos con el que repasar su carrera. Junto a 15 artistas y según las restricciones sanitarias fueron permitiendo, grabó en directo Zenetianos y lo colgó gratis en su canal de Youtube. La primera fecha para presentarlo en el Teatro Cervantes tuvo que ser cancelada por la reducción de aforo. Finalmente, el cantante malagueño se subirá este domingo al escenario en muy buena compañía. 

-¿Qué une a la comunidad de Zenetianos?

-Los seguidores Zenetianos, por lo que puedo leer en redes y lo que me llega, son gente a la que les gusta mucho la música, la música con mayúsculas. Son gente que disfruta de cada solo de trompeta o violín, que son sensibles a las letras, a la emoción que va unida a la música. Le tengo mucho respeto a la palabra música y siempre que hago un disco o me subo a un escenario supone compartir lo más sagrado con ellos.

-¿Cómo surgió este nuevo disco de duetos?

-Tenía tres ideas en la cabeza antes de la pandemia, hace como unos tres años. Una de ellas hacer una inmersión absoluta en el bolero, un trabajo prácticamente académico. Yo no conocía mucho el género y me apetecía meterme hasta el cuello. Otro de ellos era el proyecto de duetos y otro el que estoy componiendo ahora. Tenía claro que iba a hacer los tres, me dijeron que estaba loco, en el mejor sentido de la palabra, algo a lo que ya estoy acostumbrado. Pero tiré hacia adelante y surgió La Guapería. El Instituto Cubano de la Música nos dio el premio al mejor disco extranjero, hicimos gira en México y luego vino la pandemia.

-¿Y qué pasó en ese momento?

-Que no me pude quedar quieto. Soy culo de mal asiento y pensé que había que moverse y empecé a hacer llamadas para el disco de duetos. Primero con mucho pudor, porque había personas con las que tengo más confianza como Ruibal y El Kanka y podía liar, pero con otras no había hablando nunca, no nos conocíamos. Pensé que el no ya lo tenía, que había que intentarlo. Mi sorpresa fue que a todo el que llamaba decía que sí, que sería un placer y un honor, me sorprendió que muchos conocieran mi trabajo, como Coque Malla, al que abordé en la panadería de mi barrio.

-¿Cómo contactó con otros artistas?

-Con Silvia Pérez Cruz me dio mucho corte, pedí desde mi oficina que me ayudaran a contactar con su manager, fue un proceso de terceros hasta que pudimos hablar los dos. Me parece una de las voces más alucinantes que tenemos en este país, ha sido algo muy sagrado, un verdadero honor. Y con otra gente maravillosa como Pasión Vega, Miguel Poveda, con quien grabamos en el Museo de Málaga… Empezaron a pasar cosas muy bonitas. Nos prestaron el Museo de Jorge Rando para poder grabar con Vanesa Martín, todo fluyó…

«‘ZENETIANOS’ ES UN DISCO CREADO POR EL PLACER DE HACER MÚSICA, SURGE Y TERMINA SIENDO UNA CUESTIÓN EMOCIONAL»

-¿Por qué quiso colgar el disco de forma gratuita?

-Quería colgarlo en mi canal de youtube y que la gente pudiera disfrutarlo de manera gratuita porque es un disco creado por el placer de hacer música. Es un disco independiente, muy poco comercial, más bien una locura. Surge y termina siendo una cuestión emocional, pero su recorrido comercial es poco. Hemos podido hacer cuatro o cinco conciertos en capitales importantes de España porque resulta una locura cuadrar las agendas y que los distintos artistas se comprometan contigo a estar un día. Es dificilísimo conseguir un concierto de Zenetianos, es como una raya en el agua. Y me quedaba Málaga, que se ha resistido, se ha quedado la última, pero estoy encantado. Es como cerrar un círculo con paisanos míos sobre el escenario.

 -¿Por qué los artistas que están en el disco?

-Son todos artistas que me encantan, a los que admiro mucho por su carrera y su coherencia personal. Algunos se me quedaron atrás, iconos que me han influido mucho y con los que espero poder cantar algún día. Se quedaron muchos fuera de la posibilidad práctica de grabar porque no estaban en Madrid, donde yo vivo. Así que según me iban permitiendo las restricciones sanitarias íbamos grabando. Algunos Zenetianos de Málaga no los pude tener conmigo grabando, pero me acompañarán este domingo en el Teatro Cervantes.

-¿Quiénes estarán sobre el escenario malagueño?

-Javier Ojeda, Dry Martina, Deni Peña, que dio una sorpresa increíble en un concurso televisivo cantando Soñar Contigo y al que queremos apoyar y dar un empujón, y Suzette, una cantante de blues y soul que es una maravilla, con una voz rota espléndida. Con ellos, la guitarra de José Taboada, el violín de Raúl Márquez y la trompeta de Manuel Machado. (…)

(Cristina Fernández para Málaga Hoy).

Share on facebook
Share on twitter