ABC.es te invita al concierto de Javier Ojeda y a conocerle tras el espectáculo

Sorteamos diez entradas dobles entre quienes respondan de la forma más original a la pregunta ¿Cómo te presentarás ante Javier Ojeda si te recibe en el camerino?

¿Te gusta la música de Javier Ojeda? ¿Quieres asistir a uno de sus conciertos completamente gratis y tener la oportunidad de conocerle? ABC.es te ofrece la posibilidad de disfrutar de su actuación en directo, tras la cual podrás tener un encuentro con el artista malagueño.

Si quieres participar, solamente tendrás que responder a la pregunta ¿Cómo te presentarás ante Javier Ojeda si te recibe en el camerino? en la dirección de correo electrónico [email protected] Aquellos que envíen la respuesta más original entrarán en el sorteo de diez entradas dobles para su espectáculo en la sala «Clamores» del próximo jueves 22 de mayo, en el que presentará los temas de su nuevo disco, «Barrio de la Paz – Acto I»

El listado de ganadores, que tendrán la oportunidad de conocer al cantante, también integrante de Danza Invisible, al terminar la actuación, será publicado en ABC.es a las 20.00 horas del próximo miércoles. Ver bases legales

Mestizaje hasta sus últimas consecuencias
Llevar el mestizaje hasta sus últimas consecuencias, esto (ni más ni menos) es lo que se propone J0 en su flamante entrega con los Hispanocubans bullendo por el sincrético barrio de la Paz, una Ítaca musical a la que llega nuestro homérico personaje tras una odisea que excede y transgrede las fronteras del pop usual, con un presente vulgarmente idiotizado y un futuro que se vislumbra terriblemente transgénico.

Se agradece la extraordinaria pureza de un armazón poderoso y sabroso a la vez, la musculosa sección rítmica atemperada por apacibles vientos del sur hacen que el timón vocal de JO dude entre lo procaz y lo sedoso, entre la Habana vieja y la Málaga virgen, entre Feliciano y Veloso…

Y qué bien resuelve las dudas el capitán Ojeda para llevarnos, felizmente ilesos e irreversiblemente encantados, a un puerto de gran belleza; donde las canciones hablan por si mismas y no es necesario explicar nada.

Desde la ternura de un extemporáneo dandy de taberna a la arrogancia del enésimo parado tirando la casa (del banco) por la ventana, desde el mea culpa de un preso enamorado a la desolación infinita de un corazón en su diáspora, una caterva de seres inadaptados recorre esta galería ultrasónica con ritmos desenfrenados. Son personajes que se encuentran en un cruce de caminos para ponerle al mal tiempo buena cara, ¿o no era eso de lo que trataba la vida?

Share on facebook
Share on twitter