Acústicas Invisibles

Como ya anuncio JO en uno de sus anteriores blogs, otra de las gratas noticias de «Barrio de La Paz Actos 2 & 3» es la participación de los Danza Invisible AL COMPLETO, incluyendo a los músicos que les acompañan en directo desde hace ya varios años, Nando Hidalgo y Miguelo Batún. Si días atrás reseñábamos que Chris Navas se había encargado del bajo en el tema «Kokomo», hoy debemos dedicar nuestro espacio a los dos guitarristas perennes del grupo de Javier (y cuyos nombres son objeto perpétuo de confusión entre algunos aficionados, en innumerables ocasiones hemos oído como alguien se refería a Antonio como si fuese Manolo y viceversa).

Antonio Luís Gil ha tenido una presencia de cierta relevancia en el disco, ya que ha compuesto junto a JO la música de uno de los temas, el titulado «La bomba», y además realizó las maquetas previas de «Baila conmigo» y «Onda callejera», aunque finalmente estas canciones fuesen completamente re-arregladas por Daniel Amat y la banda de los Hispano-Cubans. ¿Qué decir de Antonio? Que el bautizado como hilo conductor de Danza Invisible es un guitarrista extraordinariamente original y al que es fácil distinguir en cualquier grabación. Ha compuesto con Javier el 80% de las canciones de Danza Invisible, ahí es nada, y finalmente ha dejado las notas de su guitarra acústica en «Hoy debo partir», sin duda una de las canciones más tristes y bellas que escucharemos en un tiempo. En principio es una grabación muy ajena a lo que es su estilo habitual, lo que le da un plus de interés sin duda alguna.

Manolo Rubio, también conocido como «el hombre de piedra», o «Manolo SÍ puede» (o Manel Ros en catalán, o Manoel Loiro en gallego) entre muchos otros apelativos frikis, es uno de estos músicos que parece que no está pero que cuando falta se nota que algo no funciona igual. Es el hombre que toca «lo que falta», allá un coro, aquí una rítmica, por ahí un teclado… Es curioso que esta sea su primera grabación aparte de los discos de Danza Invisible, especialmente cuando su estilo de tocar la rítmica mantiene un savoir faire de los 80 que es muy difícil de hallar hoy en día. Para «Barrio de La Paz Actos 2 & 3» ha intervenido (también tocando la acústica) en «Kokomo», igual que su compinche Chris Navas, con lo cual la canción se convierte en una extraña pero fascinante mezcla de Danza Invisible y Rock & Roll Star, la otra banda con la que Javier ha estado girando los dos últimos años (aparte de sus proyectos como solista, claro está).

Dos músicos con solera, dos nuevos aciertos en este disco que se presiente inagotable.

Share on facebook
Share on twitter