Crónica del concierto de Segovia

iNTRoDuCCióN

Como buen andaluz que es, Javier Ojeda, muerto de frío entró por la puerta principal del teatro Juan Bravo, y allí estuvo hablando del frío Segovia, de la meteorología malagueña, con el personal del teatro, entre bromas con su propio road mánager, saludando a la gente que entraba para ver el espectáculo, firmando discos y fotografiándose con ellos.

Cartel del concierto de Javier Ojeda 
en el teatro Juan Bravo de Segovia
La CRóNiCa
Nunca había visto a Javier Ojeda así, tan cercano, tan humano.
Lejos de Danza InvisibleJavier Ojeda es mucho más, es diferente, aunque también, extrañamente, lo mismo.
Con dos guitarra, con Miguel Paredes (conocido como el ‘Hombre Digital’ que nunca usa impresora, y que también tocó el teclado) y Paula Gaviño, que le acompañó a los coros y como segunda voz, de forma perfecta en cada canción, el teatro Juan Bravo se llenó de torrente musical y de verdaderos momentos mágicos.

Temas nunca interpretados en acústico y algunos de ellos pocas o nunca interpretados ni por Javier, ni por Danza Invisible. o temas que hacía décadas que no eran tocados en directo.
Impresionante la versión de Tiempo de Amor.

Javier Ojeda en el teatro
Juan Bravo de Segovia (11-02-2012)
Entrañable, parlanchín, inquieto (las sillas no están hechas para él), encantador, … con dolor de cabeza (confesó que era resaca) y pidiendo ibupofreno al público en un acto más de cercanía, este gran cantante y sus acompañantes no defraudaron, y ofrecieron al público un exquisito repertorio interpretado a la perfección.

Recital tierno, acogedor e íntimo, un verdadero disfrute para todos los presentes.
Uno de esos conciertos con calor para retener siempre en el oído y guardar siempre en la memoria.
 


Javier Ojeda con HiSTéRiCaS GrabacioneS


Share on facebook
Share on twitter