Cudeca: así se puede colaborar en su campaña de donativos

La fundación de cuidados paliativos ha llegado a los 55.000 euros pero necesita llegar hasta los 185.000 para mantener la atención domiciliaria durante un año

Que diciembre es un mes que se presta a la solidaridad y a arrimar el hombro con las causas sociales encuentra en este año 2020 un mayor sentido. Las campañas para recaudar fondos se han convertido en una herramienta imprescindible para la supervivencia de ONG y fundaciones tras esta crisis sanitaria y social sin precedentes y, en esa estrategia de apoyo y ayuda, los ciudadanos, empresas e instituciones son un apoyo fundamental. Así ocurre en el caso de la Fundación Cudeca, una organización radicada en Benalmádena pero con lazos en toda la provincia que lleva más de un cuarto de siglo prestando asistencia en cuidados paliativos a los pacientes que se enfrentan al tramo final de sus vidas.

La supervivencia de este colectivo de profesionales es vital para seguir dando soporte a la media de 1.500 pacientes que atienden cada año. Sin embargo, la crisis del coronavirus ha tenido unos efectos devastadores en fundaciones como esta. Desde marzo, los ingresos han descendido bruscamente, y sólo con el cierre de sus tiendas de caridad han dejado de percibir 600.000 euros, fundamentales para el sostenimiento de su labor. En paralelo, la red de voluntarios que daba soporte a la fundación y que rozaba casi el millar antes de marzo ha perdido los dos tercios de ese músculo porque la mayoría son personas de 65 años y, por eso, pacientes de riesgo frente al coronavirus.

En este contexto de necesidad máxima, la fundación puso en marcha a mediados de noviembre la campaña ‘Añadir vida a los días’ bajo el lema ‘Únete al efecto girasol‘. Con este proyecto de ‘crowdfunding’ (microdonaciones), persiguen el reto de recaudar hasta el próximo 6 de enero los 185.000 euros necesarios para financiar durante un año a un equipo completo de asistencia domiciliaria, integrado por un médico, un enfermero, un psicólogo y un trabajador social, especializados en cuidados paliativos. Este equipo atenderá a una media de 250 pacientes al año en sus casas, con una media de 3-4 visitas diarias, dando el soporte necesario a enfermos y a familias en el trance final de sus vidas.

En ese goteo sanador de donaciones, en apenas tres semanas han logrado recaudar 55.000 euros, pero para llegar al reto fijado el próximo mes de enero necesitan triplicar ampliamente los donativos. Existen varias fórmulas para colaborar en la campaña, aunque la más eficaz es la donación a través de la página web www.efectogirasol.org (www.sunflowereffect.org para público extranjero). Igualmente, los ciudadanos pueden hacer sus aportaciones a través de la entidad bancaria de La Caixa, en el número de cuenta ES11 2100 9032 3722 0010 8366. En tercer lugar está la opción de Bizum (Cudeca, 00206), donde habrá que marcar la opción ‘Donar a ONG’ para que el trámite se realice correctamente.

Entre los colaboradores en esta campaña de crowdfunding destaca la Fundación la Caixa, que ha donado 30.000 de los 55.000 euros ya recaudados. Además, está previsto que la cadena 101 TV retransmita una gala especial el próximo 23 de diciembre donde se podrán hacer aportaciones a través de SMS. La Fundación Cudeca ha logrado también el compromiso de los Ayuntamientos de Málaga, Fuengirola y Benalmádena, además de la Fundación CLC World la agencia de publicidad GAP. Igualmente, han sido muchos los rostros conocidos que han prestado su imagen a esta campaña solidaria, caso de Javier Ojeda, Antonio de la Torre, Diana Navarro, Carlos Álvarez, Rozalén, Remedios Cervantes, Domi del Postigo, Pablo Alborán o Pablo López. Con ellos suma, por último, el testimonio de fuerza y agradecimiento de Rosa Martínez, la madre de Pablo Ráez, a quien Cudeca asistió en el tramo final de su lucha contra la leucemia y que deja el mensaje más inspirador para decidirse a dar el paso adelante: «Cudeca es pura ternura, amor y entrega».

(Ana Pérz-Bryan para Diario Sur).

Share on facebook
Share on twitter