Danza Invisible: cuatro décadas del grupo más importante de Málaga

PROTAGONIZARÁN EL FESTIVAL BRISA

El concierto de La Malagueta del 2 de julio, una exposición en la Alameda Principal y el documental que repasa su trayectoria homenajean a la formación liderada por Javier Ojeda

Javier Ojeda tiene un día muy loco. “Como comprobarás, estoy en una prueba de sonido en el Funky Town, en Estepona. Me salgo un momento. Llámame en tres minutos”. A los tres minutos está Javier, el de siempre: cercano, natural, con ganas de hablar. En una semana, el próximo sábado, actuará en el festival Brisa para celebrar en la Plaza de Toros de La Malagueta los primeros 40 años de Danza Invisible, el grupo que lidera como vocalista. Esta es la formación musical que lleva más tiempo en España dando conciertos de forma ininterrumpida. Sin duda, el grupo más importante de la historia del pop/rock de Málaga. Y el día es muy loco porque por la mañana, bien temprano, se inauguró una exposición en la Alameda Principal repasando la historia del grupo. Fotografías de sus inicios, de su época dorada con canciones/emblema como ‘Sin aliento’, ‘El club del alcohol’, o la inevitable ‘Sabor de amor’, además de enlaces a vídeos de Youtube, vía código QR, de sus intervenciones en programas de TV de los 80 y 90.

Para este concierto, en el que intervendrán antes de Danza Invisible Mikel Erentxun (Duncan Dhu), Juan Perro (Radio Futura) o Anni B. Sweet y reinterpretarán canciones del grupo, han estado muchas semanas ensayando a conciencia. Algún componente no estaba del todo en forma. En los últimos años han seguido dando conciertos juntos, pero no en tanto volumen e intensidad debido a la pandemia. Querían rescatar algunos temas históricos de la banda… y aunque la mente funcionaba, los dedos no.

“Queríamos algo arriesgado”

“Se trataba de recuperar las sensaciones perdidas. Es como si dejas de coger la bicicleta y te tienes que preparar para un Tour”, explica el cantante. Y para ello no harán un concierto enciclopédico que resuma toda tu trayectoria, ni un repaso total y extensivo a todos los hits.

 Habrá algunas canciones que todo el mundo estará esperando y que esta vez no figurarán en la ‘play list’ del repertorio (“tocaremos ‘Sabor de amor’”, aclara). “Tenemos muchos discos y hay piezas que nos gustaba volver a incorporarlas a un concierto. Queríamos algo arriesgado. A ver cómo sale”. También hay canciones que nunca se han tocado, aunque sí están grabadas, que estarán en la cita del 2 de julio. 

El grupo lleva una larga temporada recuperando su memoria y su importancia 

No tiene claro Javier Ojeda que aunque se grabe el concierto al final se convierta en un disco directo. Todo depende de cómo lo vea el grupo. El de los 35 años se grabó, pero finalmente no se editó. Desde luego que ganas no les van a faltar por parte de sus seguidores y fans que les siguen en cada interpretación. La organización del festival Brisa ha querido agradecer con este concierto a Danza Invisible el trabajo desinteresado de Ojeda el año pasado para convertir este certamen en algo benéfico ayudando a que los grupos de música de la ciudad con menos posibilidades y muy mermados económicamente por la pandemia pudieran tener ingresos.

“Nos gusta que participen grupos de la escena local juntos a otros con los que hemos tenido afinidad desde siempre, o bien otros que nos han gustado personalmente”, explica el cantante, que no ha parado ni un momento estos días de conceder entrevistas y dedicarle tiempo a la promoción, como si estuvieran de gira de los discos ‘A tu alcance’ o ‘Catalina’. El grupo lleva una larga temporada recuperando su memoria y su importancia decisiva no solo en la escena malagueña y andaluza, sino nacional, una formación cuyo directo siempre ha sonado muy por encima de la media y cuyo entusiasmo y ganas de pasarlo bien siempre han sido inequívocas señas de identidad. 

El documental ‘A este lado de la carretera’, dirigido por José Antonio Hergueta, se acaba de emitir en TVE 

Uno de los elementos que más está sirviendo para recordar su influencia es el documental ‘A este lado de la carretera’, dirigido por José Antonio Hergueta con guion de Regina Cortés, fallecida hace unos meses. La cinta, que se emitió la semana pasada en el programa Imprescindibles de TVE, recoge sus primeros ensayos en el pub El Capote, sus conciertos en el Madrid de la Movida, su triunfo en México, las grabaciones en Reino Unido. También los altibajos, sus dudas, sus razones para vivir. Un grupo que tiene como voz a Ojeda y que al principio ejercía como batería Ricardo Texidó hasta que a primeros de los noventa dejó la banda. Un grupo que no se puede entender sin Chris Navas en el bajo, sin Manolo Rubio en la guitarra y coros y Antonio Luis Gil en la guitarra y en el teclado.

¿Un disco de temas nuevos?

Un grupo que lleva más de una década sin una canción nueva y que, quién sabe, quizá se vuelvan a juntar no para ensayar y para dar conciertos, que eso prometen seguir haciéndolo, sino para grabar un nuevo disco de temas inéditos de Danza Invisible. “Ahora mismo esto costaría muchísimo. En el tiempo que puedo hacer un disco de mi carrera en solitario, si lo hiciera con Danza, podría hacer un tema, porque tampoco hay una voluntad colectiva. Y no es cuestión de censura de mis compañeros, que se entienda bien, por favor. Nadie los quiere más que yo, pero ahora mismo es sumamente complicado. También quiero decir que la esencia del grupo sigue ahí”. Así respondió Javier Ojeda en un encuentro en La Térmica con Héctor Márquez.

Ante todo son un grupo de amigos que disfrutan con el brillo de una canción, siempre en la memoria de varias generaciones que los admiran y recuerdan, especialmente, en aquel momento en el que todo estaba por escribir, por imaginar… y por encontrar.

(Agustín Rivera para El Confidencial).

Share on facebook
Share on twitter