El Trío del Saco, del ZZ Pub a internet

Foto: El Trío del Saco interpreta ‘I Wish’, junto a Nando Hidalgo, Roberto Cantero y Víctor Vallejo

El grupo malagueño se lanza a las redes sociales con grabaciones en vivo de grandes clásicos y temas propios, que incluyen colaboraciones de lujo

Es una de las bandas más veteranas y curtidas sobre los escenarios de Málaga. Un trío que en realidad no es un trío y que, además de hacer versiones de grandes clásicos del blues, ha construido durante más de dos décadas un repertorio propio. Han girado con Danza Invisible y Efecto Mariposa y han colaborado con grupos como Lito Blues Band, la Free Soul Band y muchos otros. Ahora se presentan en vivo en sus redes sociales (en Instagram, @eltriodelsaco y en Facebook, El Trio del Saco) con colaboraciones de lujo.

–¿Cómo se lleva eso de pasar de tocar sobre las tablas a hacerlo en las redes sociales?

–Esta situación no entiende de veteranías, creo. Es solo cuestión de supervivencia y no perder el contacto con el público. Con la incertidumbre y el desconocimiento de cuándo volverá la normalidad y en qué circunstancias no nos queda otra que adaptarnos, y a la vez que repartimos esto con cariño nos nutrimos del que nos devuelven: quid pro quo.

–¿Cómo realizan esos vídeos a través de Internet?

–Cada vez se va haciendo más fácil. En los primeros era complicado hasta colocar el móvil, pero ahora buscamos más la frescura del directo que la toma perfecta, y entre hacer la guía, mezclas de sonido y montaje de vídeo tardamos dos o tres días. Ese es el plazo, y queremos seguir haciendo más mientras esto persista, incluso después. ¿Por qué no?

–¿Es más complicado hacerlo desde casa o sobre el escenario?

–Es más frío por no tener al público delante, pero se suple cerrando los ojos y pensando que están ahí, detrás de la cámara. También hay que decir que te ahorras cargar y descargar el equipo a las tantas de la madrugada…

–¿Se echan mucho de menos esos jueves en el ZZ Pub?

–¡¡No sabes cuánto!! En diciembre cumplimos 20 años, 20 años jueves tras jueves. Se hace duro y echamos de menos a esos que venían de vez en cuando, a los que venían de forma asidua,… a todo el mundo. 20 años, con muchas cosas en común, es toda una vida.

–Tenían las redes sociales un poco paradas y de un tiempo a esta parte, Facebook, Instagram…

–Siempre hemos sido un desastre con las redes sociales, pero ahora hemos venido para quedarnos. Todo ha sido fruto de las quejas de algunos asiduos a nuestros conciertos, que reclamaban alguna foto o algún vídeo. Todo ello sumado a la falta de contacto con ellos nos ha hecho hacer seis publicaciones, y vienen más en camino…

–¿De dónde viene el nombre de El Trío del Saco?, porque siempre son más de tres…

–Eso es una historia graciosa protagonizada por nuestro amado y respetado Javier Martín. En un bolo de Lito Blues Band en el Cosa Nostra, hicimos un par de temas que al dueño le encantaron. Cuando nos preguntó cómo nos llamábamos Javier contestó: «El Trío… del Saco…». Jajajá, ¡que arte! Y somos, por orden de llegada: David Quintero (guitarra y voz), Miguel Batún (batería), Ángel Quintero (bajo), Rafael Lineo (teclas), Aurelio Vargas (percusiones), Daniel Cuenca (batería), Raúl Ranea (guitarra) y Daniel Lozano (teclas).

Están a punto de celebrar las bodas de plata como grupo, ¿qué balance hacen de este tiempo? 

–Una pasada, parece que fue ayer el verano del 92, cuando tras tres veranos currando para nuestro manager accedió a cumplir lo prometido: comprar una guitarra eléctrica. El tío, por los intereses acumulados, compensó con un ampli para la guitarra, bajo con su ampli y batería. ¡¡Una pasada!! Su nombre: Don Ángel Quintero padre.

–¿Y por qué apuestan por el blues y las versiones?

–De eso buena parte de culpa, si no toda, la tiene Lito Fernández, que desde los inicios nos enseñó con temas de Jimi Hendrix, Stevie Ray Vaughan, B. B. King, los Beatles o los Stones y eso sentó las bases para que amemos esa música.

–Muchas versiones, pero también hacen temas propios en castellano, ¿cómo va esa faceta?

–Pues son de las que están a punto de salir del horno, ya están andando unas cuantas y en nada las presentamos.

–Han trabajado con grandes artistas de la escena nacional como Lito, Javier Ojeda, Efecto Mariposa, Raimundo Amador y muchos más, ¿cómo ven el panorama de la música malagueña?

–Es una pasada haber crecido vital y musicalmente admirando a estos artistas, y a día de hoy compartir escenario y experiencias con ellos es brutal. Son gente de puta madre… (perdón), además de ser colegas, grandes como Pablo Fugitivo, Jarrillo’Lata, El Zurdo, Jammin’ Dose, Motel Caimán, Minority, Vicky King, Gangberries, Mr. Lobo, Little Less, Dr. No, Bud Spencer Band, Seeking Soul Band, Señor Mirinda, The Soaks, The Coovers, Sugar Candy, AV Drums, The Travellers, y un largo etc, sin olvidar a los incombustibles Free Soul Band y Lito Blues Band. ¿Alguien puede creer así que el panorama musical se presenta malo? Otra cosa será que abran el abanico para poder hacer más bolos, pero el futuro es prometedor.

–¿Qué proyectos tienen para cuando acabe el encierro?

Esperamos que a nivel de eventos se recupere al menos lo que había, a ser posible, incluso más, y que se abra la posibilidad de hacer música en vivo en cualquier local, sin molestar a los vecinos.

–¿Todo volverá a ser como antes?

–Eso esperamos. Al principio habrá miedos y todo va a depender de la evolución y de una solución a esta putada que nos ha tocado vivir, pero de esta salimos… y más fuertes. Además, queremos dar las gracias a los compañeros que, de forma desinteresada, han accedido a regalándonos su tiempo y su arte en esos vídeos. Músicos como Jorge Muñoz Peña, Roberto Cantero, Víctor Vallejo y Fernando Hidalgo, más los que aún no lo saben pero en breve van a ser atracados por El Trío del Saco.

(J. Rafael Cortés para Diario Sur).

Share on facebook
Share on twitter