Entrevista para el libro «Esto no es Hawaii» de Jesús Ordovás

Conexión con JO para que nos explique las vicisitudes de sus aparición en el recién publicado libro «Esto no es Hawaii / La historia oculta de La Movida» de Jesús Ordovás:

«Me encontré este verano con Jesús en el Chiringuito El Pez Limón de Zahara de los Atunes, instantes antes de empezar mi actuación. Me dijo que estaba haciendo un libro con entrevistas a los representantes principales de la época de La Movida y me dijo si quería participar. Le dije que cómo no, Jesús es un tipo extraordinario por el que cualquiera siente aprecio nada más conocerlo. ¡Incluso lo puse en el apuro de subirse al escenario mientras Miguel Paredes y yo improvisábamos un mix con ‘Stand by me’, ‘Pregheró’, ‘Be my baby’ y ‘Stand by me’! Al final del concierto va el tío y me compra mis dos últimos discos y se niega a que se los regale, qué crack es.»

Una vez visto el libro, recomendabilísimo por otra parte, uno observa que la participación de Ojeda es muy escueta: «Ya, sabía que me lo ibas a decir. Pero mira, cuando recibí el libro me encontré con una nota del mismo Jesús en la página en la que aparezco que decía así: ‘Hola Javier: Como ves solamente he podido incluir parte de la entrevista porque el libro ya estaba terminado y el editor me dijo que no cabía, pero he incluido lo que he podido a última hora. Conservo la entrevista completa para otra ocasión. Un abrazo.»

Entonces, ¿podemos reproducir la entrevista completa aquí? «Sí, hombre, pero voy a hacer algo mejor: te paso el pantallazo original del mail que nos cruzamos sin retoque alguno, te parece?

¡¡¡¡¡Genial!!!!! Aquí lo tenéis:

 

Hola de nuevo Javier.

Me encantó tu actuación, la gran voz que tienes, tan versátil, tanto para canciones rítmicas , rockeras y funkis como para baladas,. Y tu gran cultura musical, sin prejuicios, haciendo música negra, rock o canción latina.

Estoy acabando un libro de entrevistas que editará Efe- Eme,

Son entrevistas en las que los cantantes y artistas entrevistados cuentan su vida, con anécdotas. Sus buenos y malos momentos.

Ya he entrevistado a Alaska, Almodóvar, Manolo García, Loquillo… y me faltas tú.

Te envío estas preguntas y me las contestas con los detalles que quieras.

 

-¿Cómo y cuando se formó Danza Invisible ?

Aproximadamente en septiembre de 1981. Ricardo Texidó (batería y voz, entonces en el grupo Cámara) ) había comenzado a trabajar en un supermercado que estaba en la misma calle donde ensayaban Adrenalina, pioneros del punk-new wave de Torremolinos, donde militaban Manolo Rubio (Guitarra) y Chris Navas (bajo), así entablaron contacto. Ricardo comenzó a frecuentar su local de ensayo y al poco se hizo con el puesto de batería…¡y de cantante! Cámara ya vivía sus últimos días y Ricardo se quedó liderando el nuevo trío que pasaría a denominarse Danza Invisible.

Aproximadamente a los tres meses entró para completar la formación Antonio Luis Gil, al que habíamos conocido (yo era entonces amigo de todos los músicos del circuito nuevaolero malagueño) en un concierto de Cámara. Recuerdo que nos deslumbró porque sabía tocar perfectamente “Message in a bottle” de Police aunque su grupo de entonces, Zahir, era de extracción más bien hippy, algo que entonces estaba no muy bien visto. Y bueno, como en marzo de 1982 o así ya entré yo como cantante solista.

 

-¿Cómo era el ambiente musical en Málaga y Torremolinos en los primeros años 80 ?

No sé si mis recuerdos se distorsionan por coincidir con mi adolescencia, pero tengo la impresión de que fantástico, especialmente en Torremolinos. Málaga capital todavía tenía “reductos” del rock andaluz y el rollo progresivo anterior, en cambio Torremolinos ofrecía en sus discotecas música disco de altísima calidad e incluso había locales como el Tiffany’s, posteriormente también el Disney’s, en los que podías escuchar a los Talking Heads, Ian Dury, el Bowie de “Scary monsters”, los primeros Cure, etc., prácticamente coincidiendo con la salida a la venta de sus discos. Fíjate que cuando llegué a Madrid por primera vez me pareció que la capital estaba más atrasada en cuanto a “modernidad” (entre comillas) que la Costa del Sol.

Realmente los protagonistas de la nueva ola en Málaga fuimos unas ciento y pico personas tan solo, también hay que decirlo. Nos veíamos todos en los mismos lados, unos escribían en fanzines, otros éramos músicos, también había fotógrafos, modistos, pintores… Una cosa maravillosa de aquellos años era la interrelación entre todos los gremios artísticos, todos sentíamos que era muy importante saber de literatura, cine, pintura, cómics, arquitectura. Eso se ha perdido en el ambiente musical de ahora.

 

-¿Cómo surgió vuestra amistad con Radio Futura y otros grupos ?

Fue cosa de Ricardo y Chris, yo entonces apenas acababa de llegar a la banda. Era 1982 y se plantaron en Madrid para hacer contactos y mover nuestra primera maqueta y me parece que coincidieron en Rockola con Luís y se acabaron haciendo muy amigos. Te voy a decir una cosa: Radio Futura era el único grupo español que nos interesaba en aquel momento junto a La Mode, Nacha Pop y Golpes Bajos. A muchos de los demás no les pillamos el punto hasta mucho más tarde. También nos llevábamos bastante bien con la gente de Derribos Arias.

Pero la relación con los Radio fue más profunda porque incluso estuvimos durante un año y pico en su agencia de management, Party. Y hubo una influencia recíproca en aquellos años, hay rastros de Danza en canciones de “La ley del desierto / La ley del Mar” como “El nadador” -esas guitarras- o “La Ley”, seguramente admitidas por ellos mismos. Y la actitud desprejuiciada de los Radio hacia la música de raíz hispana también nos caló aunque sea de manera inconsciente.

 

-¿Cómo fueron fueron vuestras relaciones y experiencias con las casas discográficas ?

Pues mira, no hay ningún drama con esto. Empezamos con MR, el sello indie que montó Paco Martín, él mismo nos metió luego en Ariola. Nos dieron la carta de libertad a los tres años por dos motivos: éramos incorregibles entonces y las ventas tampoco respondieron a las expectativas creadas. Por tanto cuando le solicitamos la carta nos la dieron sin muchas pegas y un comportamiento bastante correcto (el que nosotros no tuvimos, que no parábamos de “largar”).

Posteriormente vino Paco Martín al rescate y con su nuevo sello, Twins, pilló las vacas gordas, discos como “Música de contrabando”, “Directo”, “A tu alcance” de oro y platino, canciones como “Sin aliento”, “Sabor de amor”, etc. Luego llegó la fusión con DRO y GASA, luego la absorción por Warner y finalmente nuestra salida de la compañía hacía el 2010. Tampoco puedo decirte que nuestra relación con el equipo haya sido mala en absoluto. Hay trabajadores con los que estuvimos desde 1986 como Antonio Redruello: otros como Charly o Alfonso Pérez, nuestro director, eran músicos y eso se nota. Con nuestras diferencias a veces, pero primando la buena onda.

Si dejamos Warner fue porque empezaron estos nuevos tiempos en los que las discográficas cobran porcentaje de las actuaciones y entonces eso nos pareció inadmisible. Fíjate, eso lo hacen ahora todas las discográficas y en porcentajes mucho mayores de lo que nos propusieron entonces.

 

– ¿Podrías resumir la historia de Danza Invisible en varias etapas? Vuestros mejores y peores momentos.

¡¡¡¡¡Uffff!!!! ¿Me estás pidiendo que resuma una vida! A ver como me sale, voy a dejar la mente fluir:

 

-1ª Etapa (1981-1984): Formación de la banda, influencias principalmente británicas y dirección de Ricardo Texidó, sobre todo. Los primeros maxis, el LP “Contacto interior”, cuelgue con los primeros Simple Minds, funk británico tipo ABC o Spandau Ballet, Echo & The Bunnymen, TV21, los Gang Of Four, Talking Heads, Bowie.

-2ª Etapa (1985-1987): Lo mismo pero la banda funciona como un todo, Antonio Gil y yo empezamos a involucrarnos mucho más en la composición. La paleta de influencias se abre con The Birthday Party y cosas más frikis, también comenzamos a escuchar cosas del pasado como los Doors y a dejar que el soul invada nuestras vidas.

-3ºEtapa (1988-1993): Nos abrimos a sonidos más cálidos y pop. «En Reina del Caribe” hay un tímido acercamiento a la música latina que se concreta en el disco “Catalina”, en general se ve que la banda quiere sonar más terrestre y menos, mmm, “importante”. Cuelgue con el soukous y otros ritmos africanos. Éxito masivo.

-4ºEtapa (1994-2000): Digamos que ya sin Ricardo Texidó depuramos todo lo que en discos anteriores podía estar más disperso, seguramente perdemos en cuanto a los singles de impacto inmediato del periodo anterior pero ganamos en la consistencia de los álbumes. Discos con participación de importantes músicos de sesión británicos. Primera hostia comercial con “Efectos personales”.

-5ºEtapa (2000-2010): Desde aquí el grupo ha venido espaciando mucho más su actividad discográfica, coincidiendo con la incipiente debacle de la industria del disco. Yo comienzo a trabajar en solitario alternando mi trabajo con el grupo, de hecho gran parte de “Pura Danza” (2003) iba a ser mi proyectado primer álbum de solista. Luego publico “Polo Sur” (2006) y mantengo mis proyectos en solitario con los conciertos con el grupo, situación que se mantiene hoy en día. A final de década nos movilizamos para completar un proyecto que tenia en mente desde hace tiempo: un álbum completo de versiones de lo éxitos de la radio entre 1979-1989, este fue “Tía Lucía” (2010) que salió bajo el sello de nuestra oficina de management, Hook.

-6ª Etapa (2010 hasta ahora): La banda permanece como proyecto de directo. Discográficamente solo hemos publicado “Treinta Tacos” (2012), CD de remezclas, regrabaciones y algún tema nuevo. Pero no hemos dejado de actuar en estos años del “sálvese quien pueda” que han supuesto para mí las giras más extenuantes desde el 1990, gracias a haberme sabido pluriemplear.

 

– ¿Por qué dejó el grupo Ricardo Texidó ?

Te voy a decir la verdad y nada más que la verdad (palabrita del / para el niño Jesús), Ricardo no se fue, le invitamos a irse. Lo que pasa es que llegamos al acuerdo de decir que nos separábamos de “mutuo acuerdo” porque no queríamos perjudicarle, otra cosa es lo que él haya ido diciendo por ahí. La situación se había tornado insostenible, comíamos separados, apenas nos hablábamos. Los últimos dos o tres años fueron una pesadilla, yo pienso que él nunca digirió bien el fracaso de su disco en solitario y culpó un poco al resto del grupo y a la discográfica.

Dicho todo esto, el grupo no hubiera existido de no ser por él. Fue el impulsor, el hombre con un proyecto, el único que verdaderamente tenía ambición, los demás estábamos un poco en plan viva la pepa. ¡Él fue el que me introduzco en la banda! Lo que pasa es que seguramente no es persona para aceptar el rol secundario al que se iba abocando poco a poco.

 

-¿Qué canciones destacarías de todo vuestro repertorio ? Sabor de amor, etc…

-Siempre digo que sigo ganándome la vida como músico gracias a “Sabor de amor”, ¿cómo podría odiarla? Aunque a menudo he pensado que posiblemente ha transmitido una imagen de la banda mucho más blanda de lo que realmente es, no todo el mundo capta la ironía del texto. A mí me gustan mucho “Al amanecer»(1983), “El ángel caído” y “El club del alcohol” (1985), “Por ahí se va” (1998)…

 

-¿Qué has estado haciendo en los últimos años ? Tocando en solitario, con Danza Invisible, editando discos propios de forma independiente, etc…

No paro, tío, de hecho pienso que a lo largo de los años 90 perdí muchísimo el tiempo por falta de decisión para salir del cascarón. He publicado tres discos más aparte de “Polo Sur”, se trata de “Reversos” (2012), “Barrio de La Paz Acto 1” (2014) y “Barrio La Paz Actos 2 & 3” (2016), que he presentado de maneras novedosas.

Son productos autoeditados con tiradas pequeñitas que voy vendiendo poco a poco, mayormente en directo.

He publicado un libro, “Una historia del pop malagueño (1960-2009)” a partir del cual he organizado homenajes varios a los pioneros del pop malagueño: Los Íberos, Pepa Flores-Marisol y Los Gritos. He dado conferencias, conciertos temáticos, muchas empresas culturales. Acabo de organizar el 1º Festival Torremolinos Funky Town, trayendo a la localidad al mítico George McCrae.

¿Y sabes qué? Me siento muy feliz. Este es mi tercer año consecutivo en el que supero los setenta conciertos, combinando todo tipo de formatos, ya sea con mi propia banda de solista, con dignísimos espectáculos de revival como “Rock & Roll Star” -que involucra a otras figuras ochenteras como Manuel España, Jose Antonio García, Javier Andreu o Carlos Segarra-, en acústico o con mis Danza Invisible de toda la vida.

Y te digo una cosa, aunque creativamente los Danza como proyecto conjunto hace tiempo que hiberna, en directo seguimos siendo un cañón. Y es que lo que nos sigue uniendo al final es más importante que el éxito: la amistad. Y la banda seguirá funcionando mientras esta exista.

 

 

Cuando puedas me envías las respuestas por aquí.

Un abrazo.

Jesús

 

(Francisco Martos para www.javierojeda.com. Podéis adquirir el libro en este enlace: http://tienda.efeeme.com/libros-efeeme/638-jesus-ordovas-esto-no-es-hawaii-la-historia-oculta-de-la-movida.html).

Share on facebook
Share on twitter