Javier Ojeda debuta en solitario con «Polo Sur»

A la venta el 28 de agosto.

Fotografía: EFE.
Javier Ojeda, en una imagen de 2003.

HÉCTOR LLANOS (EFE), MADRID.- Javier Ojeda, cantante y líder de Danza Invisible, edita en solitario ‘Polo Sur’, disco con el que abre horizontes musicales y recupera algunas de las influencias de sus inicios de forma «melancólica, pero no nostálgica», aunque con esto no pone punto final a la que ha sido su banda durante 25 años.
A pesar de que su carrera al margen de Danza Invisible comenzó a finales de los 90, Javier Ojeda reconoció en una entrevista que su estreno discográfico como solista, que llegará a las tiendas el 28 de agosto, viene en un momento «no escogido», sino cuando los compromisos del grupo lo han permitido.
Durante este tiempo no ha parado de recorrer pequeños escenarios con su propia banda y hacer un disco «conceptual», con canciones que le han dado la oportunidad de desarrollar «una faceta más teatral como cantante» y liberar algunas composiciones «que no encajaban en Danza Invisible», explica el malagueño.
Ante el extenso material del que disponía -parte del mismo había recalado en los últimos discos del grupo-, Ojeda recurrió «a la veteranía para ir en una misma dirección», y crear un álbum que «suena al fin del verano» y se aleja de la propuesta de su formación habitual, un complicado reto ya que ésta le «marca mucho desde el punto de vista compositivo».
«A veces se ha dado una imagen errónea y reducida de lo que es Danza Invisible», asegura Ojeda, que en ‘Polo Sur’ (DRO) incide en sonidos «no festivos» y recupera tres de sus influencias fundamentales como son el sonido británico de inicios de los 80, la tradición de grandes cantantes latinos y la música negra.
De todos ellos ha escogido una versión para incluir en su disco, como ‘Amor es la droga’, tema clásico del repertorio de Roxy Music; el bolero de Héctor Lavoe ‘Emborráchame de amor’, y ‘Juegos’, a partir del ‘Tell it like it is’ del cantante de soul Aaron Neville.
Nacho Serrano, miembro de los Niños del Brasil y productor del disco, ha sido el principal responsable a la hora de incluir sonidos anglosajones, con «arreglos próximos a Depeche Mode y New Order, y reminiscencias de Roxy Music y David Bowie, sin echar la vista atrás en exceso ni rendirse a la nostalgia», apunta.
La inquietud por expresarse como Javier Ojeda también han llevado al cantante a establecer contacto con nuevos grupos, como en el caso de sus paisanos Efecto Mariposa, con los que interpretó el pasado año su tema más conocido, ‘No me crees’.
Ahora el grupo está presente en el álbum de Ojeda gracias a la colaboración de Susana Alva, su vocalista, en el tema ‘Las palabras sólo son palabras’, y de su productor, el guitarrista y arreglista Miguel Paredes, líder de los también malagueños Caradefuego.
Esta faceta en solitario conlleva más trabajo ya que, «se suman las responsabilidades y dependes de otros», pero también le ofrece la oportunidad de formar una banda en la que ha encontrado «el balance con músicos eficientes, llenos de pericia y otros menos expertos pero con mucho que decir».
‘Polo Sur’ se presenta con el sencillo ‘Pegado a tu cuerpo’, una elección «de ultimísima hora» que el cantante define como «el tema más electrónico del disco, una mezcla de alegría melancólica» y que trasladará al directo el próximo 18 de octubre en el Teatro Cervantes de Málaga, cuando Danza Invisible finalice una extensa gira veraniega.

Share on facebook
Share on twitter