Javier Ojeda y las razones definitivas para (de)cantarse

  • El cantante y compositor presenta este viernes su nuevo disco en solitario dentro de las Noches de Gibralfaro

Foto: Javier Ojeda, en una actuación reciente. 

Puede decirse, o al menos intuirse, que a Javier Ojeda le gustan los proyectos como tal vez el café: dobles. No en vano, tras el lanzamiento en 2013 de uno de sus discos más celebrados en solitario, Barrio de la Paz (Acto 1), decidió seguir la senda de Frank Zappa y publicar los Actos 2&3 en un solo álbum. Su nuevo disco, Decantando, puesto en circulación el pasado día 2, ha nacido igualmente de la unión de dos trabajos concebidos e incluso desarrollados durante cierto trecho como dos iniciativas independientes hasta que terminaron confluyendo en el mismo corpus. Pero no sólo eso: la presentación en directo de Decantando tendrá lugar este viernes a las 22:00 dentro del ciclo Noches de Gibralfaro, en el susodicho recinto monumental, en una actuación que será grabada para su posterior edición y lanzamiento. Lo que sí está claro es que Ojeda se inclina sin reparos al aprovechamiento escrupuloso de toda la música que su imaginación alumbra (descartes incluidos), lo que tal vez tenga que ver con su empeño en combinar su carrera en solitario y su posición como frontman indiscutible en los conciertos de Danza Invisible, lo que a su vez se traduce en una nueva reválida del malagueño como uno de los artistas españoles con la agenda de conciertos más abultada, liderazgo que ni si quiera la epidemia del coronavirus ha logrado erosionar: su listado de conciertos en el territorio nacional hasta fin de año presenta ya más de cuarenta actuaciones confirmadas, con añadidos inminentes.

LA ACTUACIÓN EN GIBRALFARO SE GRABARÁ PARA SU POSTERIOR EDICIÓN Y LANZAMIENTO

Respecto a la presentación de Decantando, Ojeda actuará acompañado de su formación habitual en directo (Agustín Sánchez a la guitarra, Daniel Lozano a los teclados, Yohany Suárez al bajo y Paco Vílchez a la batería), un combo al que se incorporan, en calidad de músicos invitados, buena parte de los maestros que han participado en la grabación del álbum, como Enrique Oliver, Sergio Fernández, Bárbaro Pimienta, Carlos Rossell, Miguelo Batún y Yaylín Beltrán. Semejante despliegue no es un capricho ni una alarde gratuito, sino que responde a las exigencias que presenta Decantando para su puesta en escena. Tal y como explica el propio Javier Ojeda, “en el disco hay en general mucha guitarra, muchos metales, muchos coros, es un disco cargado de instrumentación y muy intenso. Nada que ver con lo que se hace hoy en día, muy personal y sui generis. Es perfecto para ser llevado a escena pero también muy costoso y difícil de realizar, no en vano está casi todo grabado en plena pandemia”.

Tal y como cabía esperar de los adelantos Mambo italianoUn brindis tú y yo y el reciente Un puntitoDecantando entraña una suerte de síntesis de todo cuanto ha probado Javier Ojeda en sus discos en solitario al tiempo que insinúa nuevos caminos, inquietudes y tentativas. Ojeda confirma la cuestión con su honestidad de siempre: “El disco es muy, pero que muy variado. Hay temas que recordarán a los Danza de siempre, otros pueden evocar a la época de Polo Sur, otros tienen el toque soul-funk que podía atisbarse en Barrio La Paz Actos 2 & 3 , la segunda parte del álbum en general puede tener paralelismos con los últimos EP que publiqué y hay alguna cosa rara que os puede sonar nueva o incluso chocante”. En cualquier caso, basta asomarse a la maravilla que es Pájaros libres para que el más pintado acabe decantándose por Javier Ojeda.

(Pablo Bujalance para Málaga Hoy).

Share on facebook
Share on twitter