Los músicos de «Días de vino y cosas»: 1) Desde Granada

Ya hemos comentado que el proyecto principal se ha gestado entre JO e Isaac Aguilera. Ha sido un proceso sencillo por el buen entendimiento musical; JO traía una maqueta o referencia con el tema que deseaba montar y una serie de especificaciones con respecto al aire que deseaba para la versión correspondiente. A lo largo de unas 5 jornadas de primavera en el estudio Pianobomba de Huétor-Vega (Granada) se gestaron las 4 canciones del disco que luego serían completadas en Málaga.

En un post anterior ya hemos indicado que Aguilera ejerce de multi-instrumentista, los bajos y teclados del EP son suyos pero también algunas guitarras, coros y percusión. Es músico que se gana la vida tocando en Apache, toda una institución dentro de las bandas de versiones rock españolas, aunque su proyecto personal, mucho más arriesgado, se llama Pianobomba. También fue componente de los estupendos Domestic, en una línea más electrónica, y músico importante en «Polo Sur» de nuestro JO.

Fue él quien sugirió la presencia de Nano Díaz en «El vino se acabó», ya que JO deseaba dar a la base rítmica cierto toque ska. Nano es un baterista jiennense afincado en Granada (al igual que Aguilera) que ejerce de maestro de batería y tiene numerosos proyectos como Los Vecinos del Callejón. Es no de los baterías más recurridos de Granada, técnicamente asombroso y con un sabor único. Ponemos aquí el enlace de su web personal por si alguien está interesado: www.nanodiaz.com.

En el estudio de Huétor-Vega también se grabaron algunos coros, Carmen Luzón interviene por ejemplo en «El vino se acabó». Carmen es violinista y hace voces en los mentados Pianobomba, compagina sus actividades musicales con la arqueología. Seguramente también intervino dando palmas en «Estremécete» junto a Blanca Samos y otros amigos en el coqueto estudio de Huétor-Vega.

 

(Antonio Estrada para www.javierojeda.com).

Share on facebook
Share on twitter