Silleda reúne a cerca de 1.600 personas en el festival solidario contra el cáncer

Actuaron siete artistas españoles de la movida de los años 80 y 90 »Despachan más de 2.000 entradas »Destinan el 10% de los beneficios recaudados para financiar la AECC

 

Pepe Begines, Carlos Segarra, Javier Ojeda y Nacho Campillo, anteayer, durante el concierto en Silleda.

 

Silleda brindó su aportación en la lucha contra el cáncer al acoger un concierto benéfico para apoyar la labor realizada desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). En torno a 1.600 personas, según los organizadores, se dieron cita anteayer en el recinto de la Feria Internacional de Galicia en el Festival contra el Cáncer. El evento reunió sobre el escenario a siete grandes artistas de la música española de los años 80 y 90.

A partir de las 22.30 comenzaron a sonar las primeras melodías de mano de la sesión preparada por el DJ Juan Rivas, que sirvió para calentar motores y poner en situación a los asistentes retrocediendo en el tiempo preparándose para los temas que poco a poco irían sonando en el escenario. Así fueron sucediéndose Nacho Campillo (Tam Tam Go), Javier Ojeda (Danza Invisible), Carlos Segarra (Los Rebeldes) y Javier Gurruchaga (Orquestra Mondragón) antes de volver a actuar nuevamente el Dj. Poco después sería el turno para Pepe Begines (No me pises que llevo chanclas), Pablo Carbonell (líder de Los Toreros Muertos) y Bernardo Vázquez (The Refrescos). Todos ellos arropados por una banda formada por importantes músicos de nuestro país que se ganó la ovación del público y de los artistas por su profesionalidad.

Así, en el pabellón 1 del recinto ferial sonaron temas tan conocidos como Atrapados en la red, Espaldas Mojadas, Sabor de Amor, A este lado de la carretera, Mediterráneo, Mescalina, Corazón de Neón, oViaje con nosotros consiguiendo que el público vibrase, cantase y saltase. Hits como Canario, ¿Y tu de quien eres?, Agüita Amarilla, Manolito o Todo o Nada consiguieron aunar y divertir a las generaciones más veteranas con los más jóvenes que reconocían los grandes éxitos del pop- rock de los últimos 20 años. El concierto se prolongó hasta pasadas las 4.30 horas y hubo tiempo también para que los artistas se dieran cita juntos en el escenario.

La cita despachó más de 2.000 entradas tanto en preventa como en taquilla. También contó con una fila cero pensada para que aquellos que quisieron colaborar con el evento pero no asistieron, cuya aportación se destinó integra a la colaboración con la AECC. Mientras que de la recaudación total obtenida con el evento se destinó un 10% de los beneficios a colaborar con esta entidad.

Además, la Fundación Semana Verde de Galicia, organizadora del evento, apostó por realizar una mejora de la acústica del recinto. Para ello contó con la colocación de una gran tela especial de 40 metros de ancho por 14 de alto. Este sistema también se empleará en el Closing Tour. A ello se sumó la decisión de contar con un equipo de sonido de alta calidad para ofrecer una mejor acústica.

El festival contó, además, con la colaboración de más de una decena de colaboradores entre los que figuraban la Dirección Xeral de Xuventude, Nudesa, que distribuyó cerca de 300 entradas entre vecinos y clientes de la firma, Airas Catering, Grupo Antolín, Staroil, Agapel, El Corte Inglés y los concellos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. La gala sirvió de colofón a una jornada solidaria en la que el recinto también acogió la primera comida benéfica de la AECC en Deza, que congregó a cerca de 300 comensales, y la inauguración de las actividades lúdicas de Turnativa, que colaboraron con la causa.

 

(Artículo de Laura Martínez para Faro de Vigo).

Share on facebook
Share on twitter