Un Javier Ojeda enorme y hasta sin camisa celebra sus 57 recién cumplidos en una Zamora entregada

Todo un crack de los 80 y 90 con su Sabor de Amor y su Catalina, pero también con sus nuevos temas hizo bailar la Plaza de la Catedral aunque cada uno en sus sitios y de forma ordenada.

Lleno en la Plaza para disfrutar de una noche ochentera y entera.

Foto:  javier ojeda san pedro 2021

Zamora se repartía en la noche del sábado entre los toros, la cerámica, Mubaza, el concierto de Rozalén y como no el festival de los 80 que rompía en la Plaza de la Catedral con los compañeros de Javier Ojeda en los maravillosos años en los que la pandemia no se imaginaba ni por asomo.

Lleno total y aforo completo en la Plaza de la Catedral de Zamora, Javier Ojeda puso la pica en la puerta de la fiesta zamorana cuando con sus ritmos de ayer y hoy hacían vibrar a todo el público asistente que no pudo evitar entregarse a un virtuoso del directo un Javier Ojeda que se «esgañitó» hasta perder la camisa. 

Con sus gritos y sus cánticos de guerra, con sus temas más conocidos hizo saltar de placer a los que en sillas y esperando las cervezas y consumiciones daban rienda suelta a sus pasiones.

Recuerdos de «grupis» de los 80 y 90, un Ojeda entregado como de costumbre hizo que la Plaza fuera una discoteca de las de antes, una Niton´s o una Ramsés o un Parque del Castillo en su interior como ya lo hiciera en los años 80 cuando su grupo Danza Invisible y sus compañeros de Málaga dieran a esta tierra el calor que esta noche se ha recordado de nuevo

Zamora encauza la recta final a partir de esta noche hasta la llegada del día de San Pedro el 29 pero que tendrá continuidad con la Feria del Ajo este año en IFEZA y el concierto de India Martínez que será el día 4 de julio tras tenerlo que aplazar por el positivo de India y que hizo correr la fecha hasta el citado domingo.

(Paco Colmenero para Zamora News).

Share on facebook
Share on twitter