«Barrio de La Paz Acto 1» y la mística del tres

Esta mañana por fin hemos metido en fábrica nuestro último disco tras un año vertiginoso de actividad. Estos últimos días he vivido todo ese ajetreíllo previo a la entrega del material, todos esos últimos instantes de llamadas para meter presión, consultas, chequeos de última hora y pequeños retoques contra el reloj. Ya está, por fin, ya está. Y lo tendremos perfectamente a tiempo unos días antes del estreno del 27 de enero.

Ya sabéis que todo esto se va a presentar de manera altamente novedosa, pero ahora quisiera dedicar solo unas breves líneas para explicar un poco qué os vais a encontrar en este álbum. Son 9 canciones como 9 soles, 5 de composición propia y cuatro «covers», que se verán ampliadas a 12 en la edición CD. ¿Y eso? Pues como ferviente defensor del formato físico que soy, deseo premiar a los adquirentes del CD con tres remezclas de sendos tres temas que valen su peso en oro. También la edición física incluirá cuatro breves interludios de ensayos de la «mambópera» que no aparecerán en la digital. Hay un par de duetos maravillosos, uno con Celia Flores y otro con Irene Lombard, y una pléyade de colaboradores que hace de este mi disco más rico en invitados estrella desde aquel lejano «Por ahora» con Danza en 1996.

Cada disco tiene su cosa y sus discurso. En éste el simbolismo se extiende desde expresiones lunáticas tipo «flay-flay» a colores corporativos como el mostaza; hay nuevos chistes y experiencias y de remate os puedo asegurar que sí, Elvis está vivo y lo descubriréis al adquirir el disco. Pero lo más fascinante es la cabalística del tres, sin darme cuenta todo este trabajo gira en torno a ese número. Es el tercer disco que saco bajo el nombre «Javier Ojeda» y lo presentaré en el Echegaray acompañado de las Caramala que son tres chicas. He utilizado tres bateristas distintos (Coki Giménez, Miguelo Batún y Paco Vílchez), tres percusionistas (Barbi Pimienta, Miguelo y Paco), tres teclistas (Daniel Amat, Miguel Paredes y Rubén Rebolleda), tres bajistas (Yohany Suárez, Paco Peña y Miguel), tres guitarristas flamencos -o de cuerdas de nylon- (Daniel Casares, Paco Lomeña y Tony Cantero), tres tíos a los metales (Roberto Cantero, Víctor Vallejo y Dani Morones), tres responsables del apartado gráfico (el fotógrafo José Cortés, el diseñador Mateo García y el pintor Andrés Mérida), tres coristas masculinos (Nando Hidalgo, Miguel y Yohany) y tres femeninas (Genara Cortés, Yailín Beltrán e Irene), para colmo el álbum está producido por un servidor junto a Daniel Amat y Miguel Paredes (otra vez tres) y hemos contado con tres ingenieros (Miguel, Dani Pineda y Paco Vílchez en un tema). ¿Alguien da más? Pues sí, porque aparece como invitado estelar Pancho Amat tocando… el tres. ¿Cómo se os queda el cuerpo? 9 temas= 3X3, en el CD se añaden 3 remezclas, fuerte ¿no?

Curiosidades aparte, vuelvo a sentirme inmensamente feliz. Ya está en fábrica mi gran esfuerzo de este año, uno más en mi haber. Estoy orgullosísimo pero ¡alto! que nadie olvide que este es NUESTRO esfuerzo. Si hay alguna virtud de la que puedo presumir es que tengo talento aglutinador, no sé como me lo hago para involucrar a tanta gente distinta en mis proyectos. Y este disco desde luego que no hubiese sido posible sin la colaboración de todos los antes mencionados que me han hecho sentirme orgulloso de tenerlos como amigos. En el Barrio de La Paz hay cubanos, flamencos, rockeros, cantantes de soul, raperos, gitanos y jazzeros, la música profesional cada vez es más un arte de intercambio y yo hace años que estoy más que preparado para ello. Muchas gracias, compañeros, este brindis va por vosotros.

 

P:D.: Esto es alucinante, acabo de twittear esta noticia y me doy cuenta de que es mi tweet nº 333. Do you believe in magic?

Share on facebook
Share on twitter