Cuerdas electrizantes (y Yoha)

Las grabaciones de «Barrio de La Paz Actos 2 & 3» se han intensificado bastante a lo largo del mes del septiembre, tanto que resulta casi imposible irlas relatando en el tiempo, al menos sin saturar al aficionado con el aluvión de asuntos pendientes. Por tanto seleccionaremos inicialmente a los dos invitados de relumbrón que han dejado su impronta durante las dos primeras semanas.

El primero no necesita carta de presentación. Chris Navas es el bajista de Danza Invisible y compañero de fatigas durante tantos, tantísimos años, aunque es la primera vez que interviene en un disco en solitario de JO: «En solitario, odio esa expresión. ¡Para todo lo que yo hago necesito a un montón de gente alrededor! En fin, en los discos que hago a mi nombre siempre he intentado utilizar otros músicos por aprender trabajando con gente distinta, pero en esta ocasión veía que para la versión de ‘Kokomo’ necesitaba un bajo algo así…. no sé como decirte, como el de ‘El club del alcohol estudio 85’. ¿Le explico a Miguel Paredes lo que deseo? ¡Joder, si la solución la tengo en casa, llamo a Chris y punto!» Así, el sonido del viejo Fender tocado con púa hace aparición en el «Barrio de La Paz», un brindis por ello.

Lázaro Suárez es uno de esos brillantísimos cubanos que tenemos por estos lares malagueños, vive en la localidad de Coín, sin que nadie sepa bien el alcance de sus maestría. De hecho, sustituyó nada más y nada menos que a Pancho Amat, el Paco de Lucía del tres cubano, en el legendario Grupo Manguaré, busquen información por ahí y alucinen. De estilo plenamente campesino, o guajiro como allá le dicen, ha dejado su impronta en el tema «Onda callejera» donde es el estrella absoluto con ese tres casero fabricado con el cuerpo de una guitarra, un instrumento «home made» que le da más autenticidad si cabe a la interpretación. Por cierto, Lázaro aparece como figurante en el viodeoclip de «Oiga camarero», es el tipo del sombrero.

Aprovechando su paso por el estudio, JO aprovechó para grabarle las segundas voces, es tremendo cantante, en «De qué manera te olvido» lo que nos recuerda que el tema ha quedado ha quedado finiquitado a falta de grabar el bajo del maestro Yohany Suárez. Cumpliendo órdenes del Sr. Ojeda avisamos en estas páginas al susodicho. Pedazo de bajista, por cierto.

Share on facebook
Share on twitter