Noviembre

¡Vaya mesecito! Lo que en un principio se presentaba como un tiempo de relativa calma en el que iba a poder concentrarme en lo nuevo de Danza y en, joder, estar en casa ha acabado siendo uno de los meses más animados del año. Vaya, que he tenido que redoblar esfuerzos en actuaciones, ensayos, viajes y canciones. Pero ya sabéis que no me quejo, que esto es lo que en el fondo me va, aunque en breve debería tomarme un respiro.

 

-CÓRDOBA. El día 1 empezamos con una actuación en un sitio magnífico, la Sala Góngora en plena capital cordobesa, dirigida entre otros por Pepe ex -Hombre Gancho. Todo maravilloso salvo la impresión de que no tuvimos suerte con el día, el siguiente a Halloween. Vamos, que faltó público aunque sonamos de fábula, creo. Una ocasión perdida en parte de haber dado a conocer “Polo Sur” en una ciudad importante.

-MEDINA DEL CAMPO. Fabuloso. Lo que son las cosas, el mal sabor de boca se me quitó ¡y de qué manera! en Medina. Un concierto acústico (con Rafa, Isaac y Paula) en un sitio estupendo, un teatro municipal lleno a rebosar y con un público que sabía lo que iba a ver. ¡Hasta no pidieron “Sabor de amor”! Para mi gusto, de las actuaciones mejores que he dado en todo el año, me pilló inspirado, de verdad. Llegaron unas amigas de Valladolid, la novia de Rafa y fuimos atendidos de fábula por el personal de la radio local. La chica de la recepción del hotel tuvo que flipar con Paula y conmigo cuando aparecimos a las tantas. Precioso pueblo, gente majísima. Quiero repetir ya.

-COLMENAR VIEJO. Una de cal y otra de arena, vaya. De pronto una actuación de Danza Invisible en un sitio propicio (provincia de Madrid) y un local adecuado se convierte en el pinchazo del año. Parece que vinimos sustituyendo a Los Ronaldos y nadie pareció enterarse del cambio de última hora (salvo el gran Gino Pavone, que hizo de invitado de excepción). ¿El público? Todos vosotros, majos, los asiduos a esta página que seguro que os lo pasasteis en grande en este concierto en familia. Vino Sara desde Málaga, nuestro Angel Caído, Mati, Lucía de Canarias, la novia de Chris, Rafa y Alejandro…el party subsiguiente fue de los buenos, aunque a mí me pilló luego una buena indigestión estomacal. Es lo que trae la carretera y , sobre todo, la noche, claro. ¿Cuándo aprenderé a retirarme a tiempo?

-FUENGIROLA. Otro acústico, este sólo con Rafa y Paula. Voy a ser sincero: mi peor actuación del año, quizá con la de la Viñuela. Cometí el gravísimo error de tirarme todo el día cantando y esforzándome grabando maquetas nuevas de Danza y cuando llegó la noche tenía la voz cascada y, lo que es peor, estaba mentalmente cansado, con lo que mi chispa habitual presentando en los acústicos desapareció casi por completo. Se presentaron los chicos de Efecto Mariposa, las chicas de Selected que nos buscaron el concierto de Grazalema, Antonio Cárdenas, el sr. Gris y algunos amigos más. Qué pena, no puedo escudarme en el mal sonido para justificarme, ni es ético ni suele ser problema cuando estoy como debo estar, coño. Eso sí, a lo mejor el local no es el suyo para hacer acústicos.

-MOTRIL. Esto ya ha fue otra cosa. Se añadió Isaac, que siempre aporta algo más de variedad, y ya estuvimos a la altura que hay que estar. Había mucho personal que estuvo en el concierto de Danza en verano y el ambiente fue bueno de verdad. Como siempre, teniendo que explicarle a la gente que no me parece correcto tocar las canciones más conocidas de Danza cuando voy en solitario, pero ya estoy acostumbrado, ¡qué cruz! De cualquier modo, la gente reaccionó de maravilla aunque hice caso omiso cuando pedían algunos clásicos “invisibles”. A cambio, ahora llevo “Junto a ti” y “Las reglas del juego”, que me encantan. Qué pena tener que regresar de noche.

La noticia triste del año ha sido la despedida, no sé si definitiva, de Axier de la banda. Qué gran amigo, qué gran bajista. El caso es que ya por motivos de curro no podía compaginarse con las últimas fechas que teníamos. La verdad, tenía que acabar pasando porque es dificilísimo cuadrar las fechas cuando tienes a un músico viviendo en Bilbao. El sustituto temporal con el que cuento no puede ser mejor: Miguel Paredes, multiinstrumentista de Efecto Mariposa y Caradefuego, que ya tuvo un papel importantísimo en “Polo Sur”. Otro crack para el escenario y me temo que para…..la noche. No sé qué voy a hacer con tantos galácticos.

Share on facebook
Share on twitter