Ramoncín, Javier Ojeda y Fidel Moreno abren III Congreso Bienestar y Música

Los músicos Fidel Moreno, Javier Ojeda y Ramoncín han abierto hoy la tercera edición del congreso ‘El Bienestar y la Música: entre dos aguas’, que hasta el próximo domingo concitara en Punta Umbría (Huelva) a artistas para contar sus vivencias y reflexiones sobre la música y de qué manera ha influido en sus vidas.

Lo han hecho con una primera ponencia de esta cita, organizada por la Cadena Ser, que se ha desarrollado bajo el título ‘De canciones que cuentan mi historia a canciones que cuentan la historia’ en la que los tres han dialogado con Héctor Márquez sobre el secreto de por qué determinadas canciones se convierten en cápsulas del espíritu o en himnos de transformación histórica.

En este sentido, Ramoncín ha destacado que «las canciones significan muchas cosas, pero si hay algo claro es que dejan de ser tuyas desde el momento en que las sacas para ser del que la escucha; la música es vital».

Javier Ojeda se ha referido a la trascendencia que tuvo en México la canción ‘Sin aliento’ de Danza Invisible: «Fue un absoluto hit, porque la sacamos y, por carambolas del destino, fuimos a este país a hacer de teloneros de Nacha Pop».

«Fue en el año 88, momento en que allí se estaba dando el fenómeno denominado el rock en tu idioma; hasta entonces la mayoría de los temas que escuchaban eran en inglés, por ello los mexicanos escuchaban con asombro todo lo que venía en español de la movida haciendo de ello un sentimiento de orgullo nacional».

Por su parte, Fidel Moreno ha señalado que «las canciones se componen en una intimidad pero requieren que sea un ejercicio comunicativo, que sean del pueblo, algo que no se consigue en todas las ocasiones».

A la inauguración de este congreso, en el que participarán también, Cristina Rosenvinge, Estrella y Soleá Morente o Rozalén, Santiago Segura, Carlos Saura o Arturo Valls, ha asistido el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, quien ha destacado el importante papel que tiene la música, en particular, y la cultura, en general, para «construir ciudades más justas y tolerantes».

El Congreso del bienestar y la música, que se ha convertido en uno de los mayores eventos del año, congrega además de a los ponentes, a centenares de congresistas venidos de todas partes de España. 

(Publicado en La Vanguardia).

Share on facebook
Share on twitter